Los sindicatos docentes no están conformes con las condiciones en las que trabajan los profesionales de la enseñanza en el nuevo curso.

Pese a que la ministra Isabel Celaá celebró el pasado jueves que "en el 95,5% de los colegios no hay incidencias" por la covid-19, CCOO y CSIF denuncian que no se están cumpliendo las ratios de 20 alumnos por clase, como así recomendaron los Ministerios de Sanidad y de Educación de cara al inicio del curso escolar.

Ambas organizaciones han participado este lunes en la Mesa Sectorial de Educación -que no se convocaba desde el pasado mayo- y han exigido a Celaá una reforma educativa para incrementar el gasto educativo en 3.000 millones de euros, hasta los 15.000 millones (6% del PIB), así como la regulación de las bajadas de las ratios y la incorporación de profesores y sanitarios en los centros.

La reunión no ha llegado a buen puerto. A través de un comunicado, CCOO ha señalado que el Ministerio de Educación "da la callada por respuesta" a su demanda de negociación.

Contratación de 39.894 docentes

"Tras más de cuatro meses sin celebrarse, el Ministerio de Educación convoca este lunes a los representantes del profesorado con tono meramente informativo y sin intención de llegar a acuerdo alguno", considera la organización sindical.

CCOO exige que se normalice el funcionamiento de la negociación entre docentes y el Ministerio y se aborden "procesos de diálogo reales" para resolver los problemas de los trabajadores.
 
El sindicato, mayoritario en la enseñanza a nivel estatal, ha recordado al departamento dirigido por Celaá que, a día de hoy, para reducir las ratios a 20 estudiantes por aula, "como afirmó la ministra de Educación", todavía se requiere la contratación de 39.894 docentes.

Los sindicatos reclaman que la contratación del profesorado se lleve a cabo con garantías y transparencia, incluyendo la formación pedagógica y didáctica correspondiente, y que se realice un análisis de fondo de las condiciones de las contrataciones para que la función docente sea más atractiva.

Fondos de 2.000 millones para la Educación, en el aire

También piden la regulación negociada del teletrabajo docente que, a su juicio, requiere garantizar las condiciones laborales del profesorado, la calidad educativa y el derecho a la conciliación laboral y personal de los trabajadores del ámbito educativo. Acusan "jornadas maratonianas" y falta de "medios materiales, informáticos y de conectividad necesarios para el ejercicio de esta teledocencia".

CCOO ha insistido en que los fondos asignados a las comunidades han de ser de carácter finalista y se deben destinar en su totalidad a la reducción de ratios, la habilitación de espacios en los centros educativos y aquellos aspectos relevantes para afrontar la crisis sanitaria en los centros educativos.

"Y no como puede ocurrir en algunas autonomías, a sufragar cheques guardería o cheques bachillerato", han advertido.

CSIF coincide con las quejas de CCOO tras la reunión y asegura que la pandemia ha "puesto de manifiesto las deficiencias que arrastra nuestro sistema educativo desde hace décadas", por lo que reclama el mismo aumento en la inversión en 3.000 millones de euros.

Además, critica que los centros carezcan de personal sanitario, que las ratios superen los 20 alumnos por clase, que falte refuerzo de personal interino y que no hayan llegado los fondos covid-19 de 2.000 millones para la Educación.