Atentado en Barcelona Policías y guardias civiles denuncian su "marginación" en la investigación del atentado

Las dos organizaciones policiales mayoritarias cargan contra los responsables políticos catalanes. Les acusan de vetar su participación en la investigación de los ataques para "transmitir una imagen al exterior de nuestras fronteras de un Estado catalán 'autosuficiente'".

El presidente catalán junto al conseller de Interior y el mayor de los Mossos.
El presidente catalán junto al conseller de Interior y el mayor de los Mossos. EFE

La posición oficial del ministro del Interior Juan Ignacio Zoido es de total colaboración y cooperación con las fuerzas de seguridad catalanas. Sin embargo, el malestar es mayúsculo en las filas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil por "la exclusión y el aislamiento" que denuncian haber sufrido por parte de la policía autonómica "durante la investigación y gestión" de los ataques perpetrados en Cataluña.

Así lo ponen de manifiesto el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en un duro comunicado conjunto en el que critican lo que consideran como un "ninguneo" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tras la tragedia que acabó con la vida de quince personas.

Sólo un día después de que el autor material del atentado de Las Ramblas fuese abatido por los Mossos d'Esquadra en Subirats, ambas organizaciones mayoritarias cargan contra los responsables políticos por permitir que la "experiencia" y la "estructura" a nivel nacional de ambos cuerpos en el ámbito de la lucha antiterrorista haya sido marginada de forma dolosa en la investigación".

Dicen además que esa "marginación" tenía un único objetivo para los representantes de la Generalitat; el de "transmitir una imagen al exterior de nuestras fronteras de un Estado catalán 'autosuficiente', instrumentalizando para ello sin ningún tipo de reparo la seguridad pública, asumiendo por ende los errores y consecuencias que de esta praxis pudieran derivarse".

En este sentido, critican que se vetase el acceso de los TEDAX del Instituto Armado al chalet de Alcanar, donde los terroristas llevaban meses preparando el atentado. También resaltan el hecho de que las autoridades catalanas desconociesen que el imán de Ripoll "fuese discípulo de unos de los principales detenidos en la operación de la Policía Nacional contra el terrorismo yihadista "Chacal I" en el año 2007".

Fallos de coordinación

Las organizaciones que representan a los agentes de ambos cuerpos estatales no dejan escapar la ocasión para denunciar lo que consideran una "flagrante vulneración de los acuerdos de cooperación, así como el deficiente funcionamiento de los mecanismos de comunicación entre las Fuerzas y Cuerpos policiales de nuestro país". Sin embargo, tanto el SUP como la AUGC alaban el trabajo llevado a cabo por los Mossos que "han arriesgado sus propias vidas para proteger la de los ciudadanos".

El propio ministro Zoido se apresuró en rueda de prensa el pasado sábado a dar por desarticulada la célula yihadista. Sin embargo, la versión del titular de Interior fue desmentida más tarde por la Generalitat. El conseller Joaquim Forn negó que la célula estuviese desmantelada, ya que los Mossos continuaban con la investigación. 

Este mismo martes, el ministro Zoido ha evaluado junto a los máximos responsables de los servicios de información de Policía Nacional y Guardia Civil la puesta en marcha de las medidas de refuerzo adicional del nivel 4 de alertaantiterrorista. Se reforzarán los dispositivos de seguridad en lugares y eventos de afluencia masiva de personas y se pondrá especial atención en las zonas turísticas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba