El consejo de administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha nombrado consejero de Navantia a Ricardo Domínguez y ha propuesto al consejo de administración de la compañía su designación como nuevo presidente, sucediendo así en el cargo a Belén Gualda, que la pasada semana fue designada nueva presidenta del 'holding' público.

Domínguez García-Baquero, nacido en Madrid en 1970, desempeña actualmente el puesto de director del gabinete de presidencia en Navantia y forma parte del comité de dirección.

En un comunicado, SEPI indicó que su elección como presidente de la empresa es "una apuesta por la continuidad en el rumbo emprendido para cumplir el plan estratégico".

Aumentar la carga de trabajo

Este plan del fabricante de buques persigue aumentar la carga de trabajo de todos los centros mediante una activa política comercial, la diversificación de la actividad de la empresa con la vista puesta en las energías verdes y la transformación digital del negocio, unido todo ello a un plan de empleo que rejuvenecerá la plantilla.

Ingeniero agrónomo por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y Montes de la Universidad de Córdoba, el nuevo presidente de Navantia tiene un MBA y un Máster en Big Data aplicado a la Dirección y Administración de Empresas por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Asimismo, cuenta con experiencia en gestión pública y privada y ha ejercido puestos de responsabilidad y perfil técnico en la Junta de Andalucía, siendo director general de Industrias y Calidad y Promoción Alimentaria y viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Entre 2010 y 2011 fue director del gabinete en el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.