La sanidad penitenciaria sigue siendo la gran olvidada por los mandatarios. Al no formar parte de la cartera de Sanidad y depender directamente del Ministerio del Interior, suele enfrentarse a problemas de tipo burocrático o de recursos humanos. Los profesionales del sector llevan años avisando de que las jubilaciones no son compensadas con nuevas contrataciones ya que las condiciones son mucho peores que en la sanidad pública.

Su situación en este sentido es tan precaria que, según ha podido constatar Vozpópuli a través del Sindicato Médico CESM, hasta 15 centros penitenciarios afrontan el verano con cero o un médico. En concreto, serán siete las prisiones que deberán encarar parte del verano con ningún facultativo.

"Esperemos que nadie se ponga malo en esas fechas", lamenta Pedro Martínez, responsable de CESM prisiones. Las otras ocho prisiones harán frente a parte del verano con solo un médico, cifra a todas luces insuficiente dado el tamaño de algunos de estos centros. Este diario se ha puesto en contacto con el Ministerio del Interior para conocer si existe algún plan para reforzar a este personal en el período estival, sin obtener respuesta.

Según los datos presentados por el sindicato CESM, en estos momentos hay seis centros penitenciarios con un solo médico: Cuenca, Ibiza, Ávila, Soria, Alcalá de Guadaira y Alcázar de San Juan. A este grupo hay que añadir la prisión de Estremera. Ahora mismo hay dos médicos en este centro, un interino y otra persona que finaliza en junio. Por tanto, la cárcel de Estremera tendrá solo un médico para el verano, al igual que las otras seis cárceles mencionadas.

Estos médicos disfrutarán, como todo hijo de vecino, de un período vacacional en verano, lo que dejará sus centros penitenciarios sin atención médica durante el tiempo que duren sus días libres. No solo eso, incluso aunque el médico no esté de vacaciones, habrá largos períodos en que la prisión no tendrá ningún facultativo al que acudir en caso de emergencia sanitaria. "Al haber solo uno, habrá turnos de tarde en los que no habrá nadie y también guardias en las que no habrá médico", sentencia Martínez.

No son los únicos centros que pasarán ciertos apuros este verano. Hay ocho que tienen dos facultativos y se quedarán solo con uno durante los días que el otro coja vacaciones: Villena, Murcia 1, Teruel, Huelva, Archidona, Albacete, Ocaña 2 y Burgos. Con solo tres médicos y, por tanto, con dos para ciertos períodos del verano se encuentran 12 prisiones, algunas de gran tamaño como Albocàsser ( Castellón 2) o la de Murcia 2.

Martínez denuncia otros casos peculiares como, el del centro penitenciario de Valencia. La cárcel más grande de España cuenta en estos momentos con cinco médicos y una subdirectora médica, cuando el "ratio paciente-trabajador debe ser de 21, es decir, este centro debería tener 21 médicos". Además, estos seis sanitarios cogerán vacaciones en verano, lo que mermará más la plantilla médica.

Otro caso llamativo es el de la prisión de Valdemoro. Actualmente cuenta con alrededor de 870 internos, y en el año 2019, "qué será similar a este pues en el 2020 con la pandemia hubo menos traslados, se contabilizaron casi 5.000 tránsitos, más de 1.200 ingresos procedentes de otros centros y más de 300 ingresos de libertad (que ingresan directamente de la calle, estaban libres, no vienen de otros centros penitenciarios)". Para atender a toda esta población hay cuatro médicos, pero a partir de septiembre quedarán solo dos ya que los otros se jubilan.

Sin noticias de Marlaska

Desde que empezó la pandemia de coronavirus se han infectado de covid 1.823 trabajadores y 2.115 internos de centros penitenciarios. Además, ha habido que lamentar el fallecimiento de cinco trabajadores y de nueve reclusos. A pesar de la complicada situación, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no se ha reunido una sola vez con los representantes de la sanidad penitenciaria.

Buena prueba del abandono de la sanidad penitenciaria es que los problemas informáticos hacen que las pruebas diagnósticas, como las radiografías, tienen que enviarse por correo ordinario. En toda la legislatura, pandemia mediante, el Ministerio del Interior solo ha tenido dos encuentros con los sanitarios de las cárceles. En ninguno estuvo presente el ministro, que delegó en el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Ortiz

"Entendemos que esté muy ocupado, pero, pesar de todo, confiamos en que nos reciba, pues sería muy incongruente no recibir al colectivo al que ha otorgado la medalla de oro al mérito penitenciario", sentencia Martínez.