España

Sánchez planea incluir a técnicos en el Gobierno para tranquilizar a la UE

El Gobierno esboza una remodelación con reducción de carteras y la inclusión de perfiles técnicos. Es la carta que Moncloa quiere jugar para recibir el dinero europeo y acercar posturas con el PP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez Europa Press

Hacia un gobierno más técnico y menos político. Esta es la carta que Moncloa quiere jugar para tranquilizara la Unión Europea de cara a las ayudas económicas por la covid-19. En septiembre, según todos los pronósticos, el presidente Pedro Sánchez avanzará hacia una remodelación del Ejecutivo. Puede ser ministerial, pero también de cargos intermedios, con la inclusión de nuevos perfiles técnicos, revelan fuentes gubernamentales en conversación con Vozpópuli."Será inminente", aseguran.Podemos lucha para que no se modifiquen los actuales equilibrios internos, aunque en las quinielas se encuentran ministros morados.

Todas las fuentes coinciden en que el Gobierno, con sus 22 ministerios (el mayor número en la democracia española desde 1978), no puede aguantar la ola de la crisis. Las perspectivas son funestas. El sector empresarial teme el repunte del paro. A nivel local, los ayuntamientos emprenden una ofensiva para utilizar el superávit. “Nos esperan colas del hambre, más del 20% de paro, una situación jamás experimentada. Todos los alcaldes queremos recuperar una parte de ese dinero para atajar la crisis, incluso los del PSOE”, comenta el regidor de una ciudad española.

Antes de la llegada de la tormenta, Moncloa confía en la inyección de capitales europeos. Unos 140.000 millones de euros (esperando la confirmación del Consejo Europeo), que llegarán bajo estrictas condiciones, como reformas y medidas “impopulares” (pensiones, IVA, empleo) que medirán la credibilidad de Sánchez.

Ministros o cargos intermedios

El presidente del Gobierno no goza de mucha confianza entre los socios comunitarios. Es por ello que prevé reconfigurar su Ejecutivo con nuevos perfiles técnicos. “Menos ministros y más cargos técnicos”, resume una fuente gubernamental para hablar de la remodelación que, como adelantó Vozpópuli, se prepara para septiembre.

La duda que atañe al Ejecutivo es si incluir al menos a uno o dos nuevos ministros técnicos, o si actuar solo en los “cargos intermedios”. Es decir, en las secretarias de Estado y otras figuras esenciales de la fontanería del Ejecutivo. En el área de Turismo ya se ha avanzado en ese sentido.

Sánchez no prescindiría de Podemos en ese esquema, ni del vicepresidente Pablo Iglesias, pero uno o dos ministros morados pueden perder su cargo. Fuentes del partido morado aseguran que se están barajando algunos nombres

Primera reunión del Consejo de Ministros
Primera reunión del Consejo de Ministros EFE

Tender puentes con el PP

La finalidad de esa remodelación será doble: “Servirá para tranquilizar a la UE, pero también para tender puentes con el PP”, revelan fuentes conocedoras de la operación en conversación con Vozpópuli. Dirigentes del PP añaden que los nuevos nombres se “chequearán” con el partido de Pablo Casado. “No hay que olvidar que el partido hermano de Merkel, la CDU, en España es el PP”, mantienen. Tanto en el PSOE como en el PP nadie oculta que se avanza hacia un espíritu de colaboración.

El actual Ejecutivo cuenta con cuatro ministros considerados técnicos: Nadia Calviño (Economía), Arancha González Laya (Exteriores), José Luis Escrivá (Inclusión y Seguridad Social) y Pedro Duque (Ciencia e Innovación). Los demás, aunque en grados diferentes, se consideran vinculados a los partidos de la coalición. En el propio partido de Iglesias ha empezado una quiniela de nombres, en la que de momento el único intocable es el secretario general.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a su llegada al Parlamento Europeo
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a su llegada al Parlamento Europeo

Garantía para recibir el dinero

El problema para Sánchez es que la crisis de la covid-19 ha evidenciado los problemas de un Ejecutivo con poca experiencia. Los patinazos han sido muchos y la sensación compartida es que hace falta un cambio de marcha para recuperar la situación. Más aún después de la debacle electoral en las autonómicas gallegas y vascas.

Para tranquilizar a la UE y para mejorar un equipo de Gobierno que muchos consideran desorganizado, Sánchez planea cambios como cambiar a la portavoz (María Jesús Montero) y retocar algunos cargos. La exigencia de mayor competencia y coordinación convertiría esa operación también en una oportunidad para ofrecer solvencia a los socios comunitarios.

Las fuentes consultadas coinciden en que Sánchez recuerda la imposición de Mario Monti a Italia. Y su cálculo es sencillo: para evitar que la UE maniobre para derrocarle si no cumple las promesas, es más conveniente adelantarse y poner sobre la mesa un compromiso blindado gracias a un gobierno nuevo y más técnico. Fuentes socialistas también sentencian: “Sería lo lógico”.

Con nuevos fichajes de profesionales preparados y de reconocido prestigio, el presidente socialista espera tapar la hemorragia. Sigue pensando que se puede concluir la legislatura, pero si hace falta interrumpirla prefiere tener el control del llamado “botón nuclear”. Ganar tiempo es el imperativo de la estrategia en la Moncloa. Y un giro técnico en el Ejecutivo puede ayudar a garantizar el apoyo de las instituciones comunitarias, encargadas de decidir si España cumple con sus compromisos y puede recibir las ayudas.   

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba