El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado a sus principales colaboradores que emprenderá una remodelación en su Gobierno en la que se suprimirán varias carteras ministeriales y se reorganizarán algunas competencias. La crisis, de la que Vozpópuli ha informado en repetidas ocasiones y que Sánchez ha ido posponiendo mes tras mes, se producirá en verano.

Los cambios en el Ejecutivo están previstos tras la concesión de los indultos a los líderes del proceso separatista catalán encarcelados. Buena parte del PSOE reclamaba esta crisis desde hace meses, pero el presidente ha ido retrasándola por diversas circunstancias. La inesperada salida de Pablo Iglesias de la vicepresidencia, unido al batacazo electoral en Madrid, fueron un contratiempo con el que Sánchez no contaba y que motivaron un aplazamiento de la medida.

El calendario con el que trabaja ahora La Moncloa es solventar los indultos y la crisis entre julio y agosto. Sánchez quiere arrancar el curso político en septiembre con un Consejo de Ministros renovado y un nuevo impulso tras los pésimos resultados de Madrid y las malas perspectivas electorales que dibujan las encuestas nacionales. La coalición PSOE-Podemos ha optado por llevar la legislatura lo más lejos posible -finaliza en 2023- de la mano de sus aliados de investidura nacionalistas e independentistas.

Crisis de nombres y de competencias

El objetivo de la remodelación no es solo el cambio de nombres en algunas carteras, sino también el reajuste de algunas competencias, tal y como informó este diario hace semanas. La vicepresidenta Teresa Ribera ha confirmado este jueves en el Canal 24 Horas de TVE que Sánchez trabaja en distintas "hipotésis". Y ha reconocido que se abre una nueva etapa.

"El presidente está trabajando en pensar cómo encarar la nueva etapa en la que estamos y le corresponde a él evaluar con qué equipo quiere seguir gestionando esa etapa", ha dicho Ribera. "Lo más prudente es esperar a ver cómo va diseñando y qué significa esta nueva etapa. Es apasionante y necesita energía".

Más prudente ha estado en la Cadena Ser la ministra de Industria, Reyes Maroto. "Estamos muy centrados en sacar adelante este país. Siempre hay ruido y es noticia que pueda haber una remodelación", ha dicho Maroto.

El runrún provocado por varias informaciones apuntando a esa crisis de Gobierno de forma inminente y la entrevista de Ribera han forzado a La Moncloa a emitir un comunicado a última hora de la noche. La Secretaría de Estado de Comunicación no ha desmentido la posibilidad de una remodelación, pero ha recordado que la decisión es una prerrogativa del presidente.

"El jefe del Ejecutivo tiene en exclusiva la prerrogativa y la iniciativa para formar o modificar su gabinete, sin que un extremo así pueda ser comunicado por otra vía que no sea el propio presidente en el tiempo y forma que determine", dice el comunicado. "El presidente del Gobierno está centrado en la salida de la pandemia, en la superación de la crisis económica y la agenda del reencuentro con Cataluña".

Tres años de Gobierno de Sánchez

Esta semana se cumplen tres años desde que Pedro Sánchez llegara a la Moncloa gracias a una moción de censura. El primer Ejecutivo de Sánchez, sin Podemos entonces, se formó con 17 ministros, de los que únicamente quedan 11. De aquel primer Gobierno salieron ministros Josep Borrell o Máxim Huerta, que apenas duró unas semanas en el cargo.

Sánchez e Iglesias pactaron el primer Gobierno de coalición de la democracia tras la dos elecciones generales del 2019. El Ejecutivo actual tiene 22 ministros. La formación morada ostenta una vicepresidencia y otras cuatro carteras. Uno de los objetivos de la remodelación es adelgazar el número de Ministerios. Se trata de un gesto con la Unión Europea ante la llegada de los 140.000 millones de los fondos de recuperación que corresponden a España.

El Gobierno PSOE-Podemos ha sufrido varios retoques en estos dos años. La renuncia de Salvador Illa para convertirse en candidato del PSC a la Generalitat de Cataluña supuso el cambio de Carolina Darias a Sanidad y la entrada de Miquel Iceta como ministro de Política Territorial. La salida de Iglesias para encabezar la lista de Podemos en Madrid también hizo que Yolanda Díaz fuera relegada a la vicepresidencia tercera y que Ione Belarra se convirtiera en titular del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.