La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, tendría que enviar a Bruselas el viernes 30 de abril un nuevo programa de estabilidad de España con una fuerte corrección a la baja de la anterior previsión de crecimiento -hasta un 9,8% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2021-, dados los 'nubarrones' de los que ha alertado el Banco de España tras constatar que la contracción en el primer trimestre lastrará el crecimiento anual hasta dejarlo solo en el 6%.

Pero el envío a Bruselas se retrasará, aseguran a Vozpópuli diversas fuentes gubernamentales, y ese retraso no es inocuo: anunciar semejante caída de PIB un 30 de abril, a cuatro días de la cita con las urnas en la Comunidad de Madrid el 4 de mayo, supondría una bomba que acabaría siendo utilizada por la presidenta y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, contra el socialista Ángel Gabilondo y el socio del PSOE en el Ejecutivo y también candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Por eso, La Moncloa se aferra a que esa fecha ya es solo “indicativa”, no un plazo en sí mismo, dentro del calendario de presentación ante la UE de los Proyectos Europeos para la Recuperación y Transformación de la Economía (PERTE). Ese calendario se demoró dos semanas debido a la dura negociación con Polonia y Hungría en diciembre; lo cual, a su vez, permitirá en abril demorar “unos días o semanas” la confirmación de una mala noticia y así Pedro Sánchez no perjudicará aún más a un Gabilondo cuyas expectativas de gobernar Madrid se están poniendo muy cuesta arriba, según la mayoría de los sondeos.

La ministra de Hacienda ya avisó este martes de que el Gobierno no reconocerá la caída de su previsión económica hasta pasado “un tiempo prudente” del segundo trimestre

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, advirtió este martes 23 de marzo, día en que el Banco de España lanzó su jarro de agua fría sobre las previsiones, que “escucha atentamente” los pronósticos tanto del organismo que preside el gobernador, Pablo Hernández de Cos, como el FMI y otros, pero “el Gobierno no va a hacer ninguna revisión de sus cifras hasta que no transcurra, por lo menos, un tiempo prudente del segundo trimestre”.

Y la decisión del Tribunal Constitucional alemán, este viernes, ordenando al gobierno de Ángela Merkel paralizar la ratificación de los fondos de Reconstrucción europeos New Generation hasta que se pronuncie sobre el fondo de la cuestión de si son una mutualización encubierta de deuda comunitaria -prohibida por la Carta Magna germana-, no hace sino abonar la estrategia de Sánchez de retrasar el calendario a mayo por razones de política doméstica.

Efecto rebote del PIB

Según varias fuentes consultadas, antes de cambiar nada los ministerios económicos quieren ver cuál es el efecto “rebote” del PIB, del que también habló Montero, durante todo abril y primera quincena del mes siguiente. Eso, indirectamente, lleva la presentación del nuevo programa de estabilidad a mayo y, además del contratiempo del Constitucional alemán, La Moncloa tiene en esta ocasión la excusa de que el tiempo de retraso en la negociación con Polonia y Hungría computa en el calendario europeo.

De momento, y por lo que pueda pasar cuando la Comisión y el resto de países -particularmente los del Norte frugal- tengan que visar cada euro de fondo no reembolsable que va a un PERTE español, Pedro Sánchez ha sorprendido en las cancillerías firmando un pacto con su 'íntimo enemigo' en toda negociación europea que se precie, el primer ministro holandés, Mark Rütte, según ha desvelado eldiario.es.

500135191 Spain Netherlands Non Paper on Strategic Autonomy While Preserving an Open Economy by Vozpopuli on Scribd

Lo de menos es la sorprendente llamada a un “mercado abierto” formulada por el presidente del Gobierno más a la izquierda del sur el 19 de marzo -ojo, cuatro días después de que Pablo Iglesias anunciara su salida del gabinete- y el más ultraliberal de los primeros ministros europeos, Rütte; eso es solo la excusa para lo importante: un acercamiento del segundo país más beneficiado por los fondos europeos -140.000 millones- a uno de los principales donantes, Holanda, que, en algún momento, tendrá que dar el visto bueno a cada uno de los PERTE empresariales españoles que se presenten.

¿Tercera derrota de Sánchez?

Lo cual ocurre justo cuando el panorama interno se ha enrarecido para un Pedro Sánchez que, si pierde Gabilondo el 4-M, encadenará su tercera derrota en un mes frente a Pablo Casado -las dos anteriores fueron las mociones de censura fallidas en Murcia y Castilla y León-. Y las cosas no parecen pintar demasiado bien para el candidato socialista, a juzgar por el fuerte empuje electoral que está demostrando la presidenta madrileña en estos primeros días de precampaña.

En realidad, Gabilondo tiene un uno por ciento de posibilidades” de arrebatar el gobierno a Isabel Díaz Ayuso, reconocen fuentes de la Dirección del PSOE

“En realidad, Gabilondo tiene un uno por ciento de posibilidades” de gobernar, avisan fuentes de la dirección federal de los socialistas, que admiten que la convocatoria electoral de Díaz Ayuso cogió al PSM “sin plan ni estrategia”; algo que les parece, cuanto menos, “sorprendente” porque “Ayuso llevaba meses amagando con romper con Ignacio Aguado y Ciudadanos”.

Gabilondo se ha convertido por sí mismo, sin quererlo, en la única esperanza de que “suene la flauta” para un PSM que lleva 26 años fuera del poder institucional de la Puerta del Sol, si el PP y Vox no suman los 68 escaños que otorgan la mayoría absoluta; algo que, de conseguir Ciudadanos, de la mano de Edmundo Bal, el milagro de un 5% de voto -lo cual otorga automáticamente 6/7 diputados- podría suceder.