El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha querido reivindicar en su intervención ante el Comité Federal que se celebra este sábado en Barcelona el "sacrificio" del "verdadero exilio" y la necesidad de defender el Estado de derecho y las leyes democráticas en su honor.

El líder de los socialistas se ha distanciado de este modo de su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y su polémica comparación entre el expresidente catalán Carles Puigdemont y los exiliados republicanos; unas palabras que generaron gran malestar y numerosas críticas tanto dentro del PSOE como entre los ministros socialistas de la coalición.

"Tenemos una deuda con aquellas gentes, implica honrar su memoria, mantener viva la llama de su recuerdo, cumplir y defender el Estado de derecho y las leyes democráticas. Defender la Constitución", ha manifestado Sánchez, quien ha recordado en su intervención, entre otros, a los que fueran presidentes de la II República Manuel Azaña y Juan Negrín, quienes tuvieron que exiliarse.

Elecciones en Cataluña

Durante la celebración del Comité Federal Pedro Sánchez también ha puesto en valor "el efecto Illa" de cara a los comicios, en los que, ha defendido, los cambios de fecha no impedirán "un tiempo nuevo" en Cataluña con la victoria del actual ministro de Sanidad y candidato del PSC.

"En estos días se ha discutido mucho de fechas, las fechas son lo de menos, lo importante es el respeto a las reglas democráticas que abran paso a un tiempo nuevo en Cataluña", ha subrayado el líder del PSOE después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña decidiera mantener la fecha electoral el próximo 14 de febrero.

Asimismo, Sánchez ha ensalzado la labor y el trabajo de Salvador Illa y ha destacado la "generosidad" del líder del PSC, Miquel Iceta, al dar un paso al lado para que el todavía ministro de Sanidad fuera el candidato a la Presidencia de la Generalitat. "Illa es una persona con un enorme sentido común, una inteligencia fina y de mucha bondad", ha añadido Sánchez.