El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha exigido este viernes "unidad" a todos los partidos para afrontar la lucha contra la violencia machista, tras los últimos casos de menores asesinadas en Tenerife y Sevilla, y ha criticado que algunas formaciones hayan "banalizado" las leyes e instrumentos específicos para combatir esta lacra.

En este sentido, ha defendido que cuando se habla de feminismo y de violencia de género hay que asumir que no son cuestiones "ideológicas" sino de Derechos Humanos. Por otro lado, ha eludido pronunciarse sobre si cree que parte del problema reside también en que la Justicia es "patriarcal", como sostiene la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Gira por Latinoamérica

Así lo ha asegurado Sánchez durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto al presidente de la República de Costa Rica, Carlos Alvarado, tras su encuentro bilateral, enmarcado en su gira latinoamericana que también le ha llevado a Argentina.

"Cuando vemos el horror de la violencia de género y vicaria, que es una doble violencia contra la mujer, porque atenta contra ella también por ser madres, contra sus hijos, nos damos cuenta de cuan importante es tener leyes específicas y esas leyes se han banalizado, se han puesto en cuestión por parte de algunos partidos políticos", ha criticado.