España

Historia en datos de un sainete político: Madrid doblegó el pico de la segunda ola hace dos semanas

Las cifras de contagios, hospitalizaciones y UCI empezaron a decrecer el 18 de septiembre. El ministro Illa aseguraba el día 23 que no era necesario confinar Madrid, pero lo acaba haciendo dos semanas después y con los datos a la baja. Los expertos asisten perplejos a la batalla política entre Sánchez y Ayuso 

Historia en datos de un sainete político: Madrid doblegó el pico de la segunda ola hace dos semanas
Historia en datos de un sainete político: Madrid doblegó el pico de la segunda ola hace dos semanas EFE

El estado de alarma o el cierre perimetral de Madrid debió haberse producido hace varias semanas. Es la opinión unánime de expertos en análisis de datos y epidemiólogos, que aseguran que la comunidad autónoma empezó a doblegar la curva de la segunda ola hace ya dos semanas y se muestran perplejos por la guerra política que mantienen el Gobierno presidido por Pedro Sánchez y el ejecutivo regional de Isabel Díaz Ayuso.

A pesar de la disparidad entre las cifras ofrecidas por el gobierno de la Comunidad de Madrid y por el Ministerio de Sanidad, que ayer reportaba una incidencia acumulada en Madrid de 540 casos por cada 100.000 habitantes, las series estadísticas muestran que se comenzó a doblegar la curva desde el 18 de septiembre tanto en contagios como en hospitalizaciones y en ocupación de camas UCI. 

El pico de contagios se alcanzó el 18 de septiembre, con 6.728 nuevos casos confirmados por PCR, un descenso del 60% comparado con los 2.733 notificados ayer. Sin embargo, el Gobierno de la Comunidad de Madrid no anunció los confinamientos perimetrales en algunos barrios y municipios de la capital hasta el lunes 21 de septiembre y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguraba tan solo dos días después en una entrevista: "En estos momentos no es necesario confinar Madrid si se adoptan las medidas adecuadas". 

“Si vemos las cifras oficiales, los contagios comienzan a crecer muy rápido, aunque desde un nivel muy bajo, a principios de julio, y continuaron haciéndolo sin que nadie pareciera prestar mayor atención hasta el 20 de agosto, cuando la Comunidad decidió cerrar el ocio nocturno. Las cifras de transmisión parecieron estabilizarse a finales de agosto, pero experimentaron durante la segunda semana de septiembre otro repunte notable que podemos atribuir probablemente al regreso de vacaciones", afirma Pablo Losada, ingeniero que analiza diariamente los datos desde el inicio de la pandemia.

"Sin embargo, en aquellas semanas, el Gobierno Central no parecía interesado en la situación madrileña y la Comunidad se limitó a aplicar el 7 de septiembre unas tibias medidas de reducción de reuniones familiares, y aforos de bodas, bautizos, etc. Solo el confinamiento por zonas básicas de salud emprendido el día 21 de septiembre pareció ser una respuesta más o menos adecuada al muy alto nivel de incidencia que se había llegado a alcanzar", añade.

La Comunidad de Madrid no tomó medidas para limitar las reuniones sociales y los aforos de bares, velatorios y bodas hasta el 7 de septiembre, aplicando confinamientos en los barrios con mayor incidencia el 21 de septiembre, mientras que el Gobierno central no tomó la iniciativa para imponer el confinamiento en todos los barrios de Madrid hasta el 2 de octubre. 

"La curva está casi doblegada desde el 21 de septiembre. Parece evidente que aplicar ahora el estado de alarma es una cuestión política, ponerse la medalla de haber sido el responsable de controlar la pandemia en Madrid"

"El estado de alarma o el confinamiento perimetral de Madrid debía haberse puesto en marcha hace tiempo. Si se hubiese cerrado Madrid hace tres semanas hoy no estaríamos viendo las cifras en los niveles que están", indica por su parte Salvador Macip, médico investigador de la Universidad de Leicester, Inglaterra, donde se aplican confinamientos perimetrales al rebasar los 100 casos por cada 100.000 habitantes. "Es bastante triste esta batalla política. Discutir o retrasar por razones políticas una decisión que debía ser puramente científica es muy triste", añade. 

"Los políticos están priorizando sus intereses electorales sobre los de la población, tanto el Gobierno de la Comunidad de Madrid, como el de España o el de Cataluña, por citar otro", advierte por su parte Jeffry Lazarus, epidemiólogo e investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona." Los rifirrafes políticos sólo alcanzan este nivel en España, en ningún país más", añade este experto estadounidense.

Descenso en hospitales

El Ministerio de Sanidad ha puesto en duda esta semana el descenso en contagios confirmados por PCR notificado en los últimos días por la Comunidad de Madrid. Por eso, y por la facilidad para "manipular" los datos en los test, todos los expertos consultados recomiendan fijarse en los datos de hospitalizaciones y ocupación de camas UCI. 

Según los datos de la Consejería de Madrid, en el campo de las hospitalizaciones el pico de esta segunda ola de la pandemia se habría empezado a doblegar el lunes 28 de septiembre, el primer día laborable desde la entrada en vigor de los confinamientos perimetrales por zonas sanitarias aprobado por el Ejecutivo de Ayuso. Ese día se registraron 3.326 nuevas hospitalizaciones, frente a las 2.678 de ayer: un descenso del 20%. 

El aumento de la presión hospitalaria se dio entre el 10 y el 20 de septiembre, cuando el número total de enfermos ingresados en los hospitales madrileños pasó de incrementarse en 50 diariamente a hacerlo en 150. De hecho, tras diez días de ascensos, tocando máximos el 28 de septiembre, empezó a constatarse que este indicador pasó a terreno negativo, es decir, con una reducción neta del número de hospitalizados

"Las hospitalizaciones diarias, que son 'la prueba del algodón', nos muestran también una caída de en torno al 25-30% a partir de la última semana de septiembre, lo cual es coherente con el descenso iniciado la semana anterior en los contagios, porque de media el virus tarda unos seis días en incubarse", Señala Pablo Losada. 

"La curva está casi doblegada desde el 21 de septiembre. Parece evidente que aplicar ahora el estado de alarma es una cuestión política, ponerse la medalla de haber sido el responsable de controlar la pandemia en Madrid", añade este ingeniero.

En cuanto a las UCI, el descenso es más lento, de apenas un 4%, pero también se registra un descenso sostenido en la curva desde los 505 nuevos ingresos del pasado 2 de octubre. 

Como sucedió en la primera ola de la pandemia, la curva sube con mucha más rapidez de lo que después baja. Y donde más tarda en hacerlo es en las UCI. "Previsiblemente el efecto de haber empezado a doblegarse la curva se notará más claramente durante la próxima semana", indica Losada.

El pasado domingo, como consecuencia del descenso en las hospitalizaciones por covid-19, el Hospital de La Princesa cerró una de las plantas que había habilitado para atender exclusivamente a pacientes del coronavirus para volver a utilizarla para atender otras patologías. Además, ese centro y el Hospital Ramón y Cajal reiniciaron las cirugías por las tardes debido a la reducción de la presión hospitalaria. 

Cifras aún alarmantes 

No obstante, que se haya superado el pico o doblegado la curva de esta segunda ola en Madrid, advierten los expertos, no significa que no haya que estar alarmados por la situación y las cifras. Especialmente en las UCI, donde aún están ingresados 487 madrileños, según los datos ofrecidos este viernes por la Comunidad de Madrid. 

"Que se haya pasado ya el pico, no significa que no haya todavía un número preocupante de pacientes en la UCI. Las medidas contundentes había que haberlas tomado hace tres semanas, pero el gran fallo aquí, sobre todo, ha sido no fortalecer en agosto los test y los rastreos; y seguimos teniendo el mismo problema hoy", señala Jeffrey Lazarus. 

Para este epidemiólogo estadounidense, además de fortalecer los test y los rastreos, los esfuerzos deben centrarse en aumentar el acceso a mascarillas, gel desinfectante y otro material sanitario básico en los barrios de Madrid donde se registra aún una alta incidencia del virus. 

"Yo también habría cerrado Madrid hoy, pero en vez de poner multas lo que tendrían que hacer es repartir mascarillas a la población más vulnerable y explicarles bien el por qué de las medidas y los confinamientos perimetrales, ya sea por barrios o por ciudades enteras, y eso no se está haciendo", añade. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba