El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha iniciado la campaña para las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid sin nombrar a la actual presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, pero ha reclamado una participación masiva de la izquierda en los comicios para evitar el ejecutivo de "la plaza de Colón" y que el PP continúe su "pillaje".

Después de que Ayuso le haya reprochado entrar en la precampaña madrileña como si él fuera el candidato del PSOE a la Presidencia buscando el enfrentamiento directo con ella, Sánchez ha optado por no citarla en ningún momento durante su intervención en el primer acto de campaña, celebrado sin público en el interior de la sede de Ferraz, y ha dejado a Gabilondo los ataques a la jefa del Ejecutivo madrileño.

Antes de la intervención de Sánchez, el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo ha criticado que Ayuso "solo tenga una palabra en la boca: Sánchez".

El jefe del Ejecutivo, por el contrario, ha obviado a la presidenta madrileña en su intervención y ha hecho un llamamiento a todos los progresistas para que acudan a votar para poner fin a 26 años de gobiernos del PP en la región.

Para Sánchez, la salida de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus sólo tiene dos caminos: el de una recuperación justa con un ejecutivo serio y progresista liderado por Gabilondo, o "el gobierno de la plaza de Colón que significa exclusión social, ultraderecha y corrupción durante dos años más", como recoge Efe.

En la idea de la corrupción del PP ha insistido al acusar a este partido de maniobrar siempre para que España no se recupere de sus crisis.

"Dicen que aman mucho a España, pero sólo la aman si están en el Gobierno, porque si no gobiernan, su máxima es que mejor que España se hunda, que ya llegarán ellos para salvarla o, por los menos, para volver a gobernar y reanudar su pillaje. Eso -ha apostillado- es lo que hacen".

Para el jefe del Ejecutivo, la corrupción es la seña de identidad del PP en general y en Madrid de forma especial.

Vacunación

Sánchez ha aprovechado para repetir su mensaje de esperanza en la vacunación como palanca de la recuperación y para defender el escudo social puesto en marcha por el Gobierno para ayudar a los más vulnerables y que ha lamentado que no haya contado con el respaldo del PP.

Ha recordado datos como que España tiene ya prácticamente más personas vacunadas que contagiadas, así como más personas con pauta completa que las que han notificado el covid.

Tras insistir en que la hoja de ruta es "vacunar, vacunar y vacunar" y que el final de la pandemia está más cerca, ha recalcado los efectos positivos que va a tener en España el Plan de Recuperación que el Gobierno enviará a Bruselas antes de fin de mes.

Un plan ante el que ha señalado que el PP intrigó en la Unión Europea para que España no recibiese fondos, imitando, según ha recordado, las críticas a Felipe González tildándole de "pedigüeño" cuando negociaba también fondos europeos.

El presidente del Gobierno ha destacado los beneficios que para Madrid va a reportar el Plan de Recuperación y se ha detenido especialmente en las oportunidades que va a abrir a muchos jóvenes que buscan empleo.

"Votar, votar y votar"

A los jóvenes se ha dirigido para recordar que los que tienen menos de 26 años sólo han conocido las formas del PP en la Comunidad de Madrid y para ofrecerles una alternativa que les ilusione.

El líder del PSOE ha avalado las 350 medidas planteadas por Gabilondo en su programa para paliar el estancamiento de Madrid y ha asegurado que lograr que se pongan en marcha está al alcance de la mano.

"Lo único que necesitamos es ir a votar todos los progresistas el próximo 4 de mayo la candidatura de Ángel Gabilondo. Lo que necesitamos los progresistas -ha recalcado- es votar, votar y votar".