España

Sánchez planea asumir Exteriores tras la salida de Borrell rumbo a Europa

El presidente firma el cese del ministro el viernes y valora esa opción ante las cumbres del Clima, la OTAN y la UE en diciembre a las que él tiene que asistir. Ese 'doble sombrero' se prolongaría mientras el Ejecutivo permanezca en funciones hasta la conformación de un nuevo Gobierno

Pedro Sánchez y Josep Borrell.
Pedro Sánchez y Josep Borrell. EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, valora seriamente asumir también la cartera de Asuntos Exteriores cuando firme el viernes el cese de Josep Borrell como ministro para que este último pueda asumir su nuevo puesto de alto representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad Común en sustitución de Federica Mogherini, según indicaron fuentes diplomáticas a Vozpópuli.

Borrell se somete hoy junto con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el resto del Colegio de Comisarios, a la votación del Parlamento Europeo. Tras la previsible luz verde de Estrasburgo, el ministro asistirá el viernes a su último Consejo de Ministros y ese mismo día Sánchez firmará su cese, que será publicado en el BOE del sábado. La Comisión Von der Leyen entrará en funcionamiento el próximo domingo, 1 de diciembre.

Desde La Moncloa se limitan a indicar que Sánchez tiene "varias opciones" encima de la mesa para buscar a un sustituto interino de Borrell, sin especificar cuáles son. El jefe del Ejecutivo no puede nombrar a un nuevo jefe de la diplomacia al encontrarse el Gobierno en funciones, sino que tiene que elegir a alguien del Consejo de Ministros para llevar el trabajo ordinario de este departamento.

Ya ocurrió en mayo con Luis Planas cuando unió el Ministerio de Administraciones Públicas a su cartera de Agricultura, al ser elegida Meritxell Batet para la presidencia del Congreso. Pero Exteriores tiene poco de ordinario ya que es un ministerio de Estado muy exigente, con viajes al extranjero, una agenda repleta y llamadas continuas.

Diciembre es un mes plagado de cumbres internacionales a las que tiene que asistir el propio presidente del Gobierno

Un ritmo estresante del que no se libra nadie y que siempre deja secuelas, como le sucedió a Abel Matutes, quien sufrió un infarto agudo de miocardio en 1997 y tuve que tomarse unos meses de baja médica. Es el único precedente en Exteriores de una etapa sin ministro. En aquella ocasión, fue el 'número dos' de Matutes quien asumió las riendas del ministerio durante su ausencia.

La novedad de esta ocasión es que sería el propio Sánchez quien dirigiría la cartera de Exteriores, un posible hito en el período democrático pues ningún presidente del Gobierno ha asumido un ministerio aunque fuese de forma interina. En países de nuestro entorno hay algún precedente de este 'doble sombrero', como cuando Silvio Berlusconi fue primer ministro y ministro de Exteriores de enero a noviembre de 2002. 'Il Cavaliere' acabó exhausto de aquella experiencia.

Una interinidad de 20-25 días

Las fuentes diplomáticas confían en que esa eventual interinidad de Sánchez en Exteriores no supere los 20-25 días y justifican esa opción porque diciembre es un mes plagado de cumbres internacionales a las que tiene que asistir el propio presidente del Gobierno. En primer lugar, la de la ONU sobre el Clima en Madrid, que empieza el próximo lunes, seguida de la cumbre de la OTAN del 3 y 4 en Londres, para finalizar con el Consejo Europeo en Bruselas del 12 y 13.

Además, Madrid acogerá el 15 y 16 de diciembre una reunión ministerial del foro de diálogo Europa-Asia (ASEM) que, en la práctica, es el acontecimiento diplomático del año en España. Vendrán los jefes de la diplomacia de 51 países de las dos regiones. La inauguración de la cumbre requiere la presencia a nivel de ministro, si bien luego los trabajos de coordinación de la misma los llevará el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, el diplomático Fernando Valenzuela.

En los últimos meses han salido varios nombres para dirigir Exteriores de forma interina cuando Borrell pusiese rumbo a Europa. El primero de ellos fue el de la vicepresidenta, Carmen Calvo, pero ahora se descarta en La Moncloa por estar centrada en la negociación política con Podemos y otros partidos para sacar adelante la investidura de Sánchez.

Planas y Calviño

Otra opción mencionada ha sido la del propio Luis Planas, quien fue embajador en Marruecos y ante la Unión Europea bajo los gobiernos de Zapatero. Sin embargo, Sánchez no le quiere asignar este puesto en estos momentos para que no se prejuzgue o insinúe que es la persona a la que podría encargar Exteriores cuando se forme un nuevo Ejecutivo, según las citadas fuentes.

Así las cosas, el nombre de la ministra de Economía, Nadia Calviño, es el que ha sonado con más fuerza en las últimas semanas. Además de su dominio del inglés y el francés, conoce muy bien las instituciones europeas, tras haber trabajado durante años en la Comisión, y tiene prestigio entre sus colegas europeos. Pero seguramente no sea suficiente pues la última palabra la tiene Sánchez. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba