La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha criticado este viernes que haya responsables políticos que no condenen los disturbios que se están produciendo en varias ciudades españolas por la prisión de Pablo Hasel y ha recalcado que un demócrata siempre tiene que condenar la violencia y nunca justificarla.

Robles, entrevistada en La Sexta, ha dejado claro que, esté o no en el Gobierno, un responsable público en una democracia debe tener claro que la violencia "nunca es admisible" y que "desde ningún punto de vista" se puede "justificar o alentar" ese tipo de comportamientos.

La responsable de Defensa ha vuelto a manifestar en esos términos sus discrepancias con Unidas Podemos, en esta ocasión por los incidentes violentos registrados en Barcelona y Madrid desde la entrada en prisión del rapero catalán.

Ampliar la libertad de expresión

En línea con lo manifestado por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, Robles se ha mostrado partidaria de reformar la legislación para ampliar el paraguas de las conductas protegidas por la libertad de expresión, pero desde la convicción de que la violencia es inaceptable y no se puede tener la "más mínima complicidad, silencio o aceptación" desde una responsabilidad pública.

Ha criticado en concreto que el dirigente de Unidas Podemos Rafael Mayoral haya recurrido a bulos o comportamientos minoritarios en el Ejército para evitar condenar la violencia.

Respecto a la salud del Gobierno de coalición, se ha mostrado partidaria de que todos sus miembros piensen menos en su protagonismo personal y más en una acción coordinada y colegiada orientada a los ciudadanos.

La ministra ha respondido por el malestar que ha causado en Jaén la decisión de instalar en Córdoba la base logística del Ejército de Tierra. Robles ha aplaudido el trabajo "magnífico" realizado por Jaén, pero se optó por su rival porque su proyecto permitía empezar a trabajar ya sin necesidad de expropiar terrenos.