La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha reconocido este lunes que no comparte la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de avalar la celebración de elecciones el próximo 4 de mayo, ya que han sido convocadas por la presidenta Isabel Díaz Ayuso "de tapadillo" con el único objetivo de "guardar el sillón".

En una entrevista en Antena 3, Robles, jurista de profesión, ha dejado claro que "respeta" la decisión de los tribunales sobre la convocatoria electoral, pero no la comparte. "No son elecciones ordinarias, se convocan deprisa, corriendo, sin tener en cuenta los intereses de los ciudadanos", critica.

A su juicio, la situación económica y sanitaria de Madrid no hace recomendable el adelanto electoral, teniendo además en cuenta que darán lugar a una legislatura corta y deberán celebrarse comicios autonómicos de nuevo en 2023.

En cualquier caso, Robles ha apoyado la candidatura de Ángel Gabilondo y ha asegurado que a ella nadie le pidió que fuera la 'número uno' de los socialistas. "Nadie me pidió nada, yo tengo un compromiso con el presidente del Gobierno y estoy encantada y orgullosísima de ser ministra de Defensa", ha garantizado.

Mala imagen de Ciudadanos

En este punto, ha defendido que Gabilondo es el candidato "idóneo" porque lleva años trabajando en la Comunidad de Madrid y conoce "perfectamente" su realidad, al margen de que todo se basa en un trabajo "en equipo" sin "personalismos".

Respecto a la situación política de las últimas semanas, Robles ha lamentado que todo se plantee en clave partidista en vez de pensar en el beneficio de los ciudadanos. Y cree que especialmente Ciudadanos está dando una imagen "muy mala", mostrando división interna y la "sensación" de primar sus "intereses personales".