El Rey Felipe VI ha abogado este lunes por trabajar "estrechamente unidos" para avanzar y alejar la incertidumbre que ha afectado a tantos hogares españoles y, de manera especial, a la vida de los jóvenes tras la pandemia.

Lo ha dicho en la entrega de los Premios Fundación Princesa de Girona (FPdGi), a la que han asistido la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo; la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, y la tercera teniente de alcalde de Barcelona, Laia Bonet.

Felipe VI ha lamentado que la pandemia altere la vida cotidiana de las personas, con consecuencias sociales, económicas y para la salud, pero ha destacado que esta situación también hace emerger valores como "la solidaridad, el esfuerzo colectivo, la unión y el afecto entre ciudadanos".