El rey Felipe VI fue vacunado contra la covid-19 este pasado sábado por la tarde en Madrid tras la celebración del Día de las Fuerzas Armadas. Según ha informado la Casa Real en un breve comunicado, el monarca recibió la dosis en el Wizink Center, "en lugar y tiempo según le ha correspondido".

El rey, de 53 años, está dentro del grupo de edad a los que se empezó a inmunizar en mayo. Desde Zarzuela no han informado con qué vacuna ha sido inoculado Felipe VI, por lo que se desconoce si necesitará una segunda dosis.

Al rey le acompañaron el jefe de los servicios médicos de la Casa del Rey, Juan Martínez, y el viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, según las fuentes.

A diferencia de la reina Sofía, a quien vacunaron con las dosis en el ambulatorio del distrito de Fuencarral-El Pardo, el más cercano a la Zarzuela, al jefe del Estado se le ha inmunizado en uno de los denominados 'vacunódromos'.

Además de Felipe VI y su madre, de 82 años, el rey Juan Carlos es el otro miembro de la Familia Real que ya ha recibido la vacunado contra la covid-19. Al Emérito, de 83 años, se le administró durante su estancia en Emiratos Árabes Unidos, donde reside desde el pasado 3 de agosto, cuando se marchó de España ante el escándalo por sus presuntas irregularidades financieras en el extranjero.

También están ya vacunadas las infantas Elena y Cristina, a las que se que las inyectó cuando fueron a visitar a su padre al país árabe en febrero.

Letizia se vacunará cuando le toque

En el caso de la reina Letizia, que tiene 48 años, y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, Zarzuela ha indicado que, al igual que el rey, recibirán la vacuna cuando les toque de acuerdo al orden que establezca el Ministerio de Sanidad.

Felipe VI tuvo que guardar cuarentena durante diez días a finales de noviembre de 2019 después de haber estado en contacto con una persona que dio positivo y tuvo que suspender su agenda oficial. La reina y sus hijas, sin embargo, pudieron continuar con su actividad con normalidad.

En la prueba PCR que se le practicó, don Felipe dio negativo, si bien completó su aislamiento de acuerdo con las instrucciones sanitarias.

Al rey también se le practicó una prueba del coronavirus en marzo del pasado año, al comienzo de la pandemia, al igual que la reina, quien fue la que estuvo confinada dos semanas tras haber estado en un acto con la ministra de Igualdad, Irene Montero, a quien se le diagnosticó la covid-19.

La princesa Leonor fue el otro miembro de la Familia Real en guardar cuarentena en septiembre a los pocos días de iniciar el curso, pero también dio negativo en el test.