Renfe sigue lejos de recuperar la normalidad. La empresa pública mantiene una oferta un 50% inferior con respecto a la de antes de la pandemia. La sociedad estatal programa la mitad de trenes y con menos trabajadores de los habituales, lo que supone una merma de los servicios que presta la tripulación, como el de cafetería, aunque cobrando a los usuarios por sus billetes precios similares a los que había previamente.

"La oferta actual de Renfe es del 50% respecto a la que se programaba antes del estado de alarma" y "de momento no hay previsión sobre incremento general de la oferta", reconocen a Vozpópuli fuentes oficiales de Renfe. La empresa ferroviaria ajustará las frecuentes conforme a la "evolución de la demanda", que se mantiene al alza: "En las últimas semanas se está detectando un incremento de las ventas". Del mismo modo, "en cuanto a los servicios a bordo, se restablecerán en función de la recuperación de la normalidad".

Esta lenta desescalada que contempla Renfe no va al compás del incremento de la demanda, creciente y superior a la oferta. Sin ir más lejos, este fin de semana, Renfe ha aumentado sus frecuencias en un 3,5%, mientras que el número de viajeros esta semana en los servicios de AVE y Larga Distancia es del 7,7% respecto a la semana anterior. Dicho aumento es incluso mayor en las rutas transversales, aquellas que no pasan por Madrid, que han crecido un 18%.

En total, más de 300.000 personas han viajado esta semana en todos estos servicios, entre los que destaca el corredor Sur, con casi 75.000 viajeros; el de Levante, con 64.000; y el Nordeste, con cerca de 63.000. El primero de estos corredores, que incluye las líneas a Málaga y Sevilla, se ha incrementado un 6,5%; el que discurre a Valencia y Alicante un 5,8%; y el que va a Barcelona un 7,8%, ha informado Renfe a este diario.

Un centenar de trenes más

La semana posterior a este fin de las restricciones para moverse entre comunidades autónomas, la afluencia de pasajeros alcanzaba las 40.000 personas diarias. Esta semana, que está a punto de terminar, este indicador supera ya los 43.000 viajeros diarios. "Para satisfacer esta demanda, Renfe ha incrementado su oferta con 66 trenes en doble composición, que ha permitido ofrecer hasta 24.633 nuevas plazas, reforzando sobre todo el corredor Sur y el Nordeste", apunta la empresa pública.

Para la semana que viene, la previsión inicial de aumentos apunta a 38 trenes en doble composición de refuerzo, con una oferta adicional de 13.813 plazas, "una cifra que posiblemente vaya aumentando a medida que vaya pasando la semana", señalan fuentes de Renfe. Así, la compañía ferroviaria habrá incrementado su flota en un centenar de trenes con respecto a la que había al final de la alarma por la pandemia.