Renfe ha afirmado que, en el caso de que la Junta Electoral u otro organismo competente determine que la campaña de Vox para las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4 de mayo es contraria al derecho o incurre en delito solicitará "la inmediata retirada de la campaña" de sus estaciones de Cercanías.

En un comunicado, la compañía ha defendido su postura en relación a la campaña publicitaria de Vox, en la que compara las pensiones con el aporte mensual destinado a los menores extranjeros no acompañados, en las estaciones de Cercanías de Madrid.

Renfe ha explicado que la gestión de los espacios publicitarios de las estaciones de Cercanías está adjudicada por concurso público desde febrero de 2015 a la empresa Exterior Plus, que gestiona y administra "íntegramente" los contenidos publicitarios de sus clientes. De este modo, la operadora se considera "ajena a la contratación de la mencionada campaña por parte de Vox".

Renfe tiene capacidad de veto

Asimismo, Renfe ha recordado que tiene capacidad de veto en el caso de campañas que tengan como contenido actividades explícitamente prohibidas por Ley o nocivas para la salud y reconocidas como tales por las autoridades, como pueden ser la promoción del tabaco, el alcohol o el juego.

"Desde 2015, todos los partidos políticos legales se han anunciado, en época de campaña electoral, en estos espacios publicitarios de las estaciones de Cercanías", sostiene Renfe, que ha afirmado defender "la convivencia democrática y lamenta y rechaza toda manifestación contraria a los valores constitucionales, la integración social, y cualquier tipo de mensajes que alienten el odio al diferente".