Cerca de un millar de agentes de los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona participan desde primera hora de la mañana en un macrodispositivo policial para desarticular diversos entramados criminales que controlan la venta y distribución de heroína en el barrio del Raval de la capital catalana.

Según ha informado la Policía de la Generalitat, en la operación también se han realizado entradas y registros por orden judicial en Cornellà y El Prat de Llobregat.

Estas redes de narcotraficantes solían vender la droga en las calles, según las mismas fuentes.