La Policía Nacional de Ceuta y la Guardia Civil han desarticulado hoy una red dedicada al tráfico internacional de drogas mediante el uso de drones entre Marruecos y Ceuta, siendo una operación "pionera" en España contra una organización de este tipo.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Ceuta en un comunicado, los agentes de los dos cuerpos policiales han desarticulado una red organizada que se dedicaba presuntamente al tráfico de internacional de drogas.

Esta operación denominada "Rond-Hornet" se inició el pasado mes de septiembre de 2020 y como consecuencia de la misma han sido intervenidos, hasta la fecha, 4 drones semiindustriales con capacidades de carga desde los 4 hasta 25 kilogramos y otros 3 drones comerciales, que la organización utilizaba para realizar estos trasportes de sustancias estupefacientes entre Marruecos y Ceuta por vía aérea.

Durante el desarrollo de la investigación se ha procedido a la interceptación de diversas cantidades de droga.

Drones en ambos sentidos

La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ceuta.

Como consecuencia de esta investigación se ha constatado el uso de drones en ambos sentidos, es decir, usando el trayecto Ceuta-Marruecos para el trasporte de comprimidos rivotril, y el trayecto de Marruecos- Ceuta para transportar supuesto hachís y otras sustancias estupefacientes

La operativa de aterrizaje y despegue de los RPAs para cometer este delito se llevaba a cabo en la barriada del Príncipe Felipe, dificultando este hecho las labores de investigación de los cuerpos policiales, teniendo que usar medidas tecnológicas avanzadas de investigación para poder desarticular a la organización criminal perseguida.

En el transcurso de la investigación, el objetivo principal fue abatido a tiros el pasado día 21 de diciembre de 2020 en la barriada del Príncipe Felipe, acarreando este hecho un cambio de estructura y roles dentro de la organización, y reflejando la peligrosidad de la misma.

Hoy se ha procedido a la explotación de la operación, efectuando 2 registros domiciliarios y 1 registro en un garaje y a la detención de cuatro personas por supuestos delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal.

Además los agentes han intervenido diverso material para la reparación de los RPAs, drones similares a los utilizados para el transporte por vía aérea de las sustancias estupefacientes, material informático, dos armas lúdico-deportivas, siendo una un fusil de asalto HK.

También se ha interceptado una defensa semirrígida, unos grilletes, un chaleco antibalas con protección balística de nivel 2, y 1920 pastillas de rivotril 2mg empaquetadas al vacío y listas para ser transportadas a Marruecos, confirmando de esta manera la línea de investigación seguida por los efectivos policiales.

Los vuelos, dependiendo del RPAs utilizado en cada ocasión, de las condiciones meteorológicas y de la carga a transportar, podían tener una duración de entre 10- 15 minutos, consiguiendo de esta manera una autonomía de trabajo elevada y una alta frecuencia de trasportes, haciendo de esta forma un lucrativo negocio ilícito.

Del hecho se instruyen diligencias que serán entregadas en unión de los detenidos a la autoridad judicial competente, quedando el material intervenido a su disposición. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.