España

Los cuatro ministerios que los expertos creen que 'sobran'

El Gobierno de coalición supuso un aumento del número de carteras, pasando de 17 a 23. Ante la crisis económica se reabre el debate sobre posibles ajustes en el gabinete de Sánchez

Primera reunión del Consejo de Ministros
Primera reunión del Consejo de Ministros EFE

No entra en los planes de Sánchez, al menos de momento, hacer cambios en su Gobierno y suprimir o unir algunos de los ministerios pese a la crisis económica. Desde el PP piden al presidente del Gobierno que suprima 10 ministerios tras la pandemia de covid-19 ya que, defienden, son gastos "superfluos" y a la mitad de los ministros "nadie les echará en falta".

El Gobierno de coalición supuso un aumento del número de carteras de las 17 que hubo en el primer Ejecutivo de Sánchez a las 23 que existen en la actualidad, un incremento que los populares ya criticaron cuando el líder del PSOE diseñó su gabinete. 

También Vox se suma a las críticas. Para la formación de Abascal, el Gobierno presenta "una mastodóntica y extensa estructura" que supone un coste de 15,84 millones de euros anuales en sueldos de altos cargos. Es por ello que en mayo registraron una iniciativa en el Congreso para pedir que se reforme la Ley de Gobierno de 1997 y la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público de 2015 y se fije un máximo legal de dos Vicepresidencias y 12 departamentos ministeriales. De esta forma el Consejo de Ministros estaría integrado por un máximo de 13 personas

Ahora, con la crisis de la covid-19, el debate sobre una reforma en el Ejecutivo vuelve a estar sobre la mesa. En la anterior crisis financiera Mariano Rajoy redujo las vicepresidencias de dos a una y el número de ministerios pasó de 15 a 13. También limitó el número de asesores por ministro y secretario de Estado. 

Universidades, Ciencia, Igualdad y Consumo

Son cuatro los ministerios que entre los expertos y los propios partidos se consideran más susceptibles de recortes o unificaciones: Ciencia, Universidades, Igualdad y Consumo. Precisamente, tres de estos cuatro son de Podemos, con Manuel Castells, Irene Montero y Alberto Garzón al frente.

"Estamos acostumbrados a que cuando hay crisis se reducen los ministerios y los reconcentran. En 2008 eliminaron Vivienda e Igualdad, que eran considerados como de segundo orden. Lo que pasa en este Gobierno, que es mucho más grande al ser una coalición, es que están muy desdoblados los ministerios", explica a VozpópuliSilvia Claveria, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III.

En su opinión, los citados anteriormente son los que más papeletas tendrían de ser suprimidos en caso de que Sánchez decida hacer ajustes. Sin embargo, Claveria cree que a pesar de que haya una negociación interna y haya ministerios que tradicionalmente se han considerado de segundo orden, "va a ser difícil sacarlos porque tendrían que reasignar ese porcentaje que tiene Podemos". "No creo que le quieran dar otros más importantes. Siendo un Gobierno de coalición esta promesa (de recortes) no se puede cumplir tan fácilmente", apunta. 

En el partido morando, tal y como publicó este diario, creen que el perfil más débil ante una posible remodelación es el de Alberto Garzón, ministro de Consumo. El nombre de Castells, responsable de Universidades, también suena con fuerza después de protagonizar varias polémicas. "Que Universidades no estuviera con Ciencia era raro desde el principio", apunta Claveria.

"Habría que hacer una reestructuración, y hay carteras, mínimo tres, que no son necesarias y que fueron asignadas para alcanzar un acuerdo de Gobierno", señala a preguntas de este periódico un analista político. 

Es una decisión más vistosa que otra cosa"

La funcionalidad del Ministerio de Igualdad, dirigido por Irene Montero, también está en entredicho. Es la segunda vez en la historia de España que un ministerio vuelve a tener competencias únicamente en esta materia. La primera vez fue en 2008, cuando Zapatero creó un Ministerio de Igualdad y situó al frente a Bibiana Aído.

El escándalo sexual en Correos y las palabras del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, sobre los motivos que le llevaron a ocultar la tarjeta de Dina Bousselham, que aseguró que lo hizo "para protegerla", han vuelto a situar el foco sobre esta cartera. Desde el Ministerio de Igualdad han declinado hacer declaraciones sobre estas dos polémicas. Tampoco han mostrado su repulsa a este tipo de comportamientos en su web ni en redes sociales.

"Es populista"

El Gobierno han rechazado hacer algún tipo de ajuste en el gabinete. La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, calificó de "populista" la petición de algunos partidos para que se haga una reestructuración. En este sentido, Claveria considera que este tipo de ajustes "no implican demasiado" a nivel presupuestario. "Es una decisión más vistosa que otra cosa", concluye. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba