El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto este jueves a mostrarse partidario de conceder indultos a los líderes del 'procés'. El jefe del Ejecutivo ha señalado que la decisión que tome será "a favor de la convivencia entre todos los españoles", porque "hay un tiempo para el castigo y otro para la concordia".

Esta misma mañana, el Tribunal Supremo, que juzgó la causa, se ha pronunciado al respecto y se ha mostrado contrario a otorgar el indulto a los 12 políticos independentistas condenados. El Alto Tribunal justifica esta negativa en que no se aprecian "razones de justicia, equidad y utilidad pública".

Además el informe del Supremo, que no es vinculante, destaca que ninguno de los condenados por los delitos de sedición, malversación y desobediencia han mostrado "la más mínima prueba o el más débil indicio de arrepentimiento".

¿Qué es un indulto?

El indulto es una medida especial de gracia por la que se perdona la responsabilidad penal de un condenado. Sin embargo, la persona indultada sigue siendo considerada culpable. Esta medida puede ser solicitada por cualquier persona ante el Ministerio de Justicia, se puede realizar a través de internet, y la decisión última de la concesión recae en el Gobierno.

Aunque formalmente, el Rey es el responsable de autorizar esta medida de gracia, tal y como recoge el artículo 62 de la Constitución, los indultos son competencia del Ministerio de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros.

El tribunal sentenciador, en este caso el Tribunal Supremo, debe pronunciarse aunque su informe no es vinculante y el Gobierno puede desoír la opinión del mismo. Esta figura es muy delicada, puesto que en la práctica supone que el Ejecutivo pase por encima del Poder Judicial.

Una medida en retroceso

La figura del indulto ha sufrido un claro descenso en los últimos años y desde el 2016, se han otorgado menos de 50 indultos por año, según recoge 'El indultómetro' de Civio.

Desde el 1996, año en el que se empezó a publicar el BOE en versión digital, se han otorgado 10652 indultos, siendo el año 2000 el más numeroso con 1744 casos. En la mayoría de los casos se trata de robos y de delitos contra la salud pública. De los últimos años, destaca el 2012, en el que el Gobierno de Rajoy utilizó esta herramienta en 534 ocasiones, muy lejos de los 40 y los 30 de los años 2019 y 2020.

Algunos indultos polémicos

Uno de los casos más que suele aparecer en el debate es el indulto al general Alfonso Armada, uno de los condenados por el intento de golpe de Estado del 23-F de 1981, y que fue indultado siete años más tarde por el gobierno de Felipe González.

También resultaron polémicos los indultos parciales al exministro del Interior José Barrionuevo y el exsecretario de Estado de Seguridad Rafael Vera, miembros del gobierno de Felipe González, que habían sido condenados por el secuestro de Segundo Marey por los GAL. Tanto en este como en el caso de Armada, el Tribunal Supremo se mostró a favor de la concesión de la medida de gracia.