El expresidente catalán Carles Puigdemont dijo este jueves que la mesa de diálogo entre la Generalitat y La Moncloa es "entre dos gobiernos" y que él "no" está en el Ejecutivo catalán y aseguró que no quiere "tutelar" si debe estar en esa mesa el presidente de ERC, Oriol Junqueras.

"Es una mesa entre dos gobiernos y yo no estoy en el Gobierno catalán. Tampoco tutelo al gobierno catalán, ni quiero que mi gesto se interprete como una tutela al presidente (Pere Aragonés)", dijo Puigdemont en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo.

El expresidente catalán hacía referencia así a la propuesta de ERC de que Junqueras pueda asistir al eventual encuentro con el Ejecutivo español.

Ademas, ha afirmado que los indultos que está preparando el Gobierno de España contra los presos del procés "no forman parte de la solución política" y pidió una ley de amnistía. "Esta es una solución particular pero no forma parte de la solución política", dijo Puigdemont en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo después de que el Tribunal General de la Unión Europea le devolviera ayer de forma provisional su inmunidad parlamentaria.

Puigdemont ha pedido este jueves al Parlamento Europeo que no presente alegaciones contra la decisión de ayer del Tribunal General de la Unión Europea de otorgarles provisionalmente la inmunidad parlamentaria, tanto a él como a los exconsejeros Toni Comín y Clara Ponsatí.

"Protegiendo nuestros derechos políticos el Parlamento Europeo sale reforzado. Por eso pensamos que lo lícito es que el Parlamento no se oponga a esta decisión", dijo Puigdemont en una rueda de prensa en Bruselas junto a Comín y Ponsatí.