El PSOE de Castilla y León está tentando a varios diputados de Ciudadanos en esta región para que apoyen la moción de censura contra el Ejecutivo de Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea, según desvelaron fuentes de la formación naranja a Vozpópuli.

Este sábado se ha conocido que la procuradora salmantina María Montero ha abandonado el grupo de Ciudadanos por la "falta de liderazgo" y "regeneración" en su partido, lo que ha disparado las alarmas en el Ejecutivo de Mañueco ante la moción de censura presentada por el PSOE que se debatirá el próximo lunes y se votará el martes.

"El PSOE está de compras, tentando a más diputados, desde luego", han asegurado las citadas fuentes a este periódico, quienes subrayan que es un intento por parte del socialista Luis Tudanca de lograr tránsfugas con los que sacar adelante la moción.

Fuentes de la dirección del PSOE en CyL han hecho hincapié en que no van a seguir el ejemplo del PP en Murcia, pero constatan el descontento que ven en las filas naranjas y no descartan que hayan más diputados de Cs que se pasen a los no adscritos. "La mayoría de Ciudadanos de aquí llevan mucho tiempo hartos. Y parece que algunos no pueden más. Pero no les escuchan. Nosotros, en todo caso, no vamos a hacer lo que hace el PP", han indicado a Vozpópuli.

De los 12 diputados naranjas que hay en las Cortes castellanoleonesas, cuatro se pueden encuadrar como 'igeístas' y los ocho restantes como 'oficialistas', es decir próximos a Inés Arrimadas y su coordinadora territorial, Gemma Villarroel. Tudanca necesita cuatro diputados de Cs para sacar adelante la moción pues ya cuenta con los dos diputados de Podemos. Con la salida de la citada María Montero, necesita aún tres.

Ciudadanos pide una reunión urgente

Precisamente, Ciudadanos ha solicitado esta tarde una reunión urgente del pacto anti-transfuguismo "para frenar de inmediato la degradación democrática en las instituciones", ante la evidencia de que el PSOE está "hoy promoviendo una moción de censura en Castilla y León que sólo puede salir adelante con apoyos de tránsfugas".

En este sentido, la formación liberal considera "una absoluta irresponsabilidad" que se mantenga en pie la moción de censura de Castilla y León, "cuyo éxito está ligado al uso de estas prácticas". Además, Cs manifiesta que "jamás participará en la compra de voluntades y las presiones que sustentan el transfuguismo e insta a PP y PSOE a hacer lo propio cumpliendo con lo firmado".