La dirección del PSOE espera la dimisión de Susana Díaz "en los próximos días" para evitar una gestora en Andalucía. Fuentes socialistas consultadas por Vozpópuli interpretan que la derrota de Díaz en las primarias para liderar la candidatura a la Junta ha sido tan abultado que no tiene sentido su continuidad como secretaria general del PSOE-A hasta el congreso regional de final de año. El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, se impuso con el 55% del voto de los afiliados y 17 puntos de ventaja sobre la expresidenta andaluza.

"No tiene sentido que continúe en la secretaría general", dicen estas fuentes. "Ella puede completar una salida digna si dimite en las próximas fechas. Pero si pone palos en las ruedas al cambio y al candidato, ahí si puede caber una gestora. No podemos poner en riesgo este esfuerzo por darnos una oportunidad en las próximas elecciones autonómicas".

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha evitado hablar de dimisión o gestora tras la reunión de la ejecutiva federal del partido. Ábalos ha dicho que el triunfo de Espadas "abre un tiempo nuevo" y ha garantizado que tendrá "detrás a todo el partido" para volver a gobernar la Junta.

La continuidad de Díaz, "irrelevante"

El número tres del PSOE ha asegurado la permanencia de Díaz en ese cargo es una cuestión "irrelevante" y que no va a suponer "ningún problema interno que tengan que tengan que resolver", al ser preguntado sobre si desde Ferraz van a tomar alguna medida para forzar su dimisión o si se plantean una gestora que pilote el partido hasta el Congreso.

"Es la militancia la que da y quita liderazgos en el PSOE. Con Espadas, abrimos un tiempo nuevo. Estamos confiados en su capacidad para ofrecer a los andaluces un proyecto ganador e ilusionante. Tendrá detrás a todo el partido para apoyarle en esta tarea", ha dicho Ábalos en relación con el nuevo candidato socialista a la Junta de Andalucía.

Espadas, catalogado como el candidato de Ferraz, aunque él lo ha negado durante la campaña, obtuvo un 55 por ciento de los votos, a amplia distancia de Díaz del 38,7 por ciento, y del tercer candidato, Luis Ángel Hierro, que logró el 5,3 por ciento.

"Susana Díaz se ha inmolado. ha quemado todas sus naves", dicen estas fuentes. "Ha hecho una campaña contra Ferraz, atacando a Espadas como el candidato de Ferraz, haciendo puestas en cena que coinciden con el mensaje de la derecha de este país".

Díaz, fuera del grupo parlamentario

Tras conocer la derrota, Díaz anunció que no se presentará a la reelección al frente de la secretaria general del PSOE de Andalucía en el próximo congreso regional. Pero no dimitió a pesar de la abultada derrota. Espadas ha señalado este lunes que Díaz dejará de estar al frente del grupo socialista en el Parlamento andaluz porque le corresponde ahora a él decidir el rumbo y la estrategia de oposición.

"La cara de la derrota no puede ser la que haga las preguntas a Moreno Bonilla", aseguran fuentes socialistas en Andalucía. "Por la vía de los hechos, ella va a seguir perdiendo presencia y fuerza política".

En este sentido, ha afirmado que en la Ejecutiva dan por hecho que todo el mundo --incluida Díaz--, va a trabajar "para ayudar a Espadas", y no en ningún otro sentido. "Como solo entendemos esa posibilidad, entendemos que no hay ningún problema interno que resolver", ha recalcado, descartando de este modo cualquier medida desde la dirección federal.