El acuerdo entre el PSOE y el PP para renovar instituciones como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Defensor del Pueblo está verde. Así lo interpretan fuentes del PSOE de Madrid consultadas por Vozpópuli tras una reunión extraordinaria de su ejecutiva regional este lunes. La dirección de los socialistas madrileños ha admitido que el pacto es posible, pero no inminente. Si se produce, han dicho en la ejecutiva, será en las "próximas semanas".

El PSOE de Madrid es uno de los principales afectados por la negociación entre Pedro Sánchez y Pablo Casado. El objetivo principal del diálogo es renovar el CGPJ, pero el pacto afecta también al Defensor del Pueblo y Radio Televisión Española (RTVE), que siguen descabezadas.

El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, es el candidato del Gobierno para convertirse en Defensor del Pueblo. El PSOE da por hecho que Gabilondo ocupará el cargo, pero cree que el acuerdo se demorará varias semanas. Cuando eso ocurra, los socialistas elegirán un nuevo portavoz para liderar la oposición a Isabel Díaz Ayuso. El nombre en todas las quinielas es el de José Cepeda. Pero fuentes en la cúpula de la federación madrileña aseguran que todavía "no está decidido".

Gabilondo tendrá que esperar

La convocatoria urgente de la ejecutiva del PSOE de Madrid había hecho suponer a un buen número de dirigentes del partido que el pacto estaba hecho y que se iba a anunciar el relevo de Gabilondo. Pero el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha optado por la prudencia. La lectura es que no terminan de fiarse del PP. La desconfianza entre los dos principales partidos del país es muy grande. "Yo pensaba que estaba todo hecho, pero lo han enfriado bastante", dice un dirigente socialista.

Los movimientos de los últimos días y los mensajes del Gobierno han dado a entender que el acuerdo principal, la renovación del Poder Judicial, está cerca. Así lo ha interpretado también el CGPJ, que ha congelado los nombramientos de plazas clave en la carrera judicial previstos para el próximo jueves. Este diario informó de que el Gobierno ha retrasado tres semanas la votación en el Congreso de la reforma exprés de la ley orgánica del Poder Judicial, que prevé limitar la capacidad del Consejo para realizar nombramientos cuando ha expirado su mandato.

El PP, por su parte, ha reconocido contactos con el Gobierno. El secretario General de los populares, Teodoro García Egea, ha asegurado que Podemos "está al margen de cualquier conversación para renovar" el Consejo General del Poder Judicial y que el PSOE "está aceptando" una de las condiciones de Casado, que exigieron apartar a la formación morada.

El PP dice que Podemos no estará

En esta línea, el dirigente 'popular' ha insistido en que la formación liderada por Pablo Iglesias no "va a estar en la renovación" porque Podemos "tiene un pacto con Sánchez y no con el PP". "Y como estamos hablando de un pacto parlamentario, Podemos no es necesario y hay que seguir profundizando en el camino", ha apuntado.

Estas palabras se han interpretado en el PSOE "como un palo en la rueda de la negociación". "No se entiende la actitud de García Egea, porque estas declaraciones crean un problema interno en el Gobierno", dicen fuentes socialistas.

De hecho, tanto el sector socialista del Gobierno como el de Unidas Podemos han desmentido la versión del número dos del PP. El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado que Podemos no está excluido de nada y que La Moncloa está negociando con el PP en nombre de los dos partidos que integran la coalición de Gobierno.