La edil del PSOE en el ayuntamiento de Getafe, Mónica Cerdá, ha presentado una denuncia contra la secretaria general de los socialistas madrileños, Sara Hernández, después de que ésta supuestamente la amenazara con inventarle "trapos sucios" si no abandonaba su acta de concejal: "Vamos a acabar con tu reputación política, a sacarte todos los trapos sucios; si no los tienes, los inventamos".

Así lo explica a ABC el abogado de la acusación en la denuncia interpuesta por la edil del PSM contra la alcaldesa de Getafe y la mano derecha de la regidora, Cristina González, también denunciada e investigada por su presunta implicación en el caso Aparcamientos. El próximo martes, ambas políticas están llamadas a declarar en un juicio por delito leve por presuntas amenazas y coacciones.

Según el abogado de la edil, ésta fue encerrada en un despacho durante tres horas y fue convencida de renunciar a su acta, principalmente, "bajo chantaje emocional"

El episodio en cuestión tuvo lugar el pasado jueves, después de que la edil rechazara formar parte del Gobierno local, aunque manteniendo su acta. La alcaldesa realizó su primera reestructuración en Semana Santa. El 22 de marzo despojó a Cerdá de sus competencia en las empresas públicas municipales Gisa y Alef y en las concejalías de Empleo y Desarrollo Económico, recolocándola en su defecto al frente de áreas menos influyentes. Cerdá rechazó formar parte de este Ejecutivo, por su desacuerdo con las razones de remodelación, el día después de su anuncio. El jueves el partido anunció la dimisión de la edil sin aludir a esta cuestión, limitándose a argumentar que lo hacía por "motivos personales". Frente a esto, Cerdá presentaba este mismo día la denuncia por coacción.

Según ha explicado el abogado de la edil al periódico de Vocento, su cliente fue encerrada en un despacho durante tres horas y fue convencida de renunciar a su acta, principalmente, "bajo chantaje emocional".