Las playas de España abrirán este verano, pero lo harán siguiendo un protocolo para evitar un rebrote del coronavirus, según adelanta 'El Mundo'.

Las directrices de cómo se abrirán las playas españolas se observa en el borrador elaborado por el Instituto de Calidad Turística de España (ICTE) en colaboración con las comunidades, ayuntamientos y sindicatos.

En concreto, se espera que para retomar la actividad de estos lugares concurridos en el periodo estival, se establezca un control del aforo y se organice la zona de hamacas y sombrillas.

De esta manera, las personas que quieran utilizar estos elementos tendrán que avisar antes a los responsables de las instalaciones, tal y como ocurre en los establecimientos de la hostelería.

Los gestores de las playas deberán elaborar un plan de contingencia para determinan cuál es la capacidad de las mismas

Así, se deberán desinfectar las hamacas, o elementos empleados, antes de que alguien los utilice.

Aforo de las playas españolas

Con estas pautas, los gestores de las playas deberán elaborar un plan de contingencia para determinan cuál es la capacidad de las mismas y señalar, así, cuántas personas podrán estar en estos lugares.

Este aforo se deberá indicar en la playa mediante carteles o megafonía y se vigilará mediante personal de seguridad e, incluso, a través de drones.