La “segunda ola" privatizadora que el Gobierno Rajoy anunció cuando al llegar al poder no ha llegado ni a marejada. De los 20.000 millones que el Ejecutivo pensaba recaudar con la venta de una veintena de empresas, el Gobierno apenas ha recaudado 190 millones con la venta de dos, según los datos del Consejo Consultivo de Privatizaciones, es decir, un 0,95% del total de lo anunciado por Rajoy en su discurso de investidura. 

(Haga click sobre los gráficos para verlos a pantalla completa)

El balance al cierre del año no ha pasado por los grandes nombres que el Partido Popular anunciaba al comienzo de la legislatura, entre los que figuraba Paradores Nacionales, Loterías del Estado o Ineco, entre otros. Sólo Hispasat y Tarvia, Mantenimiento Ferroviario, S.A. han reportado ingresos significativos al Estado. 

La privatización del resto de Bankia, se retrasa

El Gobierno no sólo no ha aumentado sus ingresos privatizando como prometió el Ejecutivo sino que ha “nacionalizado” buena parte del sistema bancario para el que ha gastado 40.000 millones de euros de dinero europeo tras pedir el rescate del sistema financiero. De esos 40.000 millones, Economía ha conseguido ganar 136 a través de la privatización del 7,5% del capital de Bankia, colocado a un precio de 1.034 millones.

Pese a lo escaso de la cifra, los ingresos de esa sola operación suponen para el Estado una cifra equivalente a la del resto de privatizaciones de 2013. Fuentes de Economía aseguran que el resto de la venta se retrasará, al menos, hasta 2015 después de haber dado entrada a grandes capitales internacionales. No habrá, pues, ingresos adicionales en los próximos meses con mayores ventas del paquete bancario.

El valor bursátil de las participaciones del Estado

Así las cosas, la falta de privatizaciones y tras el aumento de las participaciones del Estado en empresas cotizadas, el Gobierno tiene en sus manos paquetes empresariales por valor de 4.386 millones de euros. Paradójicamente, el Gobierno que defiende la "redimensión del sector público" ha conseguido justo lo contrario en el terreno empresarial. La nacionalización de bancos y los rescates del Estado han roto la tendencia de ejecutivos anteriores. El Estado aumenta sus compras en el mercado bursátil un 0,25% por lo que ha pasado de tener una participación del 0,55% de la capitalización de la bolsa a disponer de un 0,74% a día de hoy, según los datos del CCP.

El Gobierno prevé impulsar este año grandes privatizaciones para obtener recursos, entre las que figura la de AENA. Sin embargo, el ministro de Hacienda ha descartado ya oficialmente la posibilidad de vender lo que se había anunciado antes: no habrá venta de Loterías ni de otros paquetes empresariales, por lo que el Ejecutivo seguirá siendo uno de los grandes jugadores bursátiles del país y la "segunda ola" de privatizaciones seguirá archivada.