España

Condenado a 70 años de prisión por violar a una joven durante su permiso penitenciario

La Audiencia de Barcelona ha dictado sentencia este miércoles contra el 'violador de Martorell'

Imagen de archivo de una prisión.
Imagen de archivo de una prisión. Emiliano Bar

Aquel 29 de octubre de 2016, Tomás disfrutaba de su permiso penitenciario. A primera hora de la mañana, aún no eran las 7.00 horas, el recluso fue a un aparcamiento, se acercó a una joven que acababa de subirse a un coche, sacó su navaja y subió con ella. Le hizo conducir durante 45 kilómetros, dirección a Martorell, le obligó a aparcar en medio de unos matorrales, le llevó a caminar bosque adentro... Y, allí, le agredió sexualmente. Casi tres años después de aquel día, la Audiencia de Barcelona le ha condenado a 70 años de prisión

En concreto, los magistrados de la sección séptima han acordado una condena por los delitos de detención ilegal (20 años de prisión), asesinato en grado de tentativa (30 años), delito continuado de agresión sexual (15 años) y robo con intimidación (5 años). Y ha estimado la prohibición de aproximarse a la joven, así como de comunicarse con ella durante un periodo de 95 años y ha fijado una indemnización de 1,1 millones de euros

La sentencia, recogida por Vozpópuli, narra cómo aquel día de permiso Tomás obligó posteriormente a su víctima a "adentrarse en una zona boscosa de difícil acceso, momento en el que le obligó a que le entregara las llaves del turismo, así como su tarjeta de crédito y el número PIN".

A juicio de los magistrados, el recluso, consciente de su condición penitenciaria, pretendía asesinar a la chica "para evitar su identificación y detención". De hecho, el tribunal ha detallado cómo "le clavó" la navaja en reiteradas ocasiones y en diferentes partes del cuerpo. 

Cinco metros de altura

En medio de aquella agresión, la mujer "decidió hacerse pasar por muerta" con la intención de que su agresor se fuera. Pero el conocido como el violador de Martorell arrastró su cuerpo y lo "lanzó por un barranco de unos cinco metros de altura".

Una vez que Tomás abandonó la zona, la joven logró avisar de ubicación a los Mossos d'Esquadra desde el teléfono que llevaba encima. Los agentes de la Policía autonómica lograron rescatarla del fondo del barranco.

Para sobrevivir a aquel día, la víctima necesitó de tratamiento médico, quirúrgico y psiquiátrico. Según consta en el atestado médico registrado en la sentencia, tardó 215 en curar, "90 de los cuales estuvo impedida para sus ocupaciones habituales" y de los que pasó 25 días ingresada en un centro hospitalario. 

Antecedentes penitenciarios

Tomás ya había sido condenado en 2004 -en una sentencia dictada por la Sección Segunda- a una pena de tres años y seis meses de prisión por un delito de robo con violencia. Había sido condenado, también,  a 10 años y seis meses de prisión por otro delito de agresión sexual.

El expediente incluía a su vez una condena por otro delito de robo con intimidación (un año y seis meses), uno de detención ilegal (tres años) y uno de homicidio (siete años y seis meses).

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba