El Juzgado de Instrucción 5 de Rubí (Barcelona) ha acordado el ingreso en prisión provisional sin fianza para el hombre detenido la madrugada del martes por presuntamente asesinar al menos a tres personas sin hogar en el distrito del Eixample de Barcelona durante el confinamiento.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha explicado en un comunicado este jueves que el juzgado ha acordado la prisión provisional, por tres presuntos delitos de asesinato, tras escuchar la declaración del detenido por videoconferencia desde comisaría.

La Fiscalía había pedido la prisión provisional, que el juez ha estimado, y los Mossos d'Esquadra le vinculan con tres muertes de indigentes que fueron golpeados con una barra de hierro, aunque investigan si también actuó en dos muertes más de personas sin hogar en Barcelona durante el estado de alarma.

El detenido, un hombre de 35 años y nacido en Brasil, ha aceptado contestar al interrogatorio sobre los crímenes de las últimas semanas en Barcelona, y ha declarado ante el juzgado de Rubí porque fue detenido en el barrio de Les Planes de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Sin embargo, el juez se inhibirá a los juzgados de Barcelona que investigan los crímenes por los que fue detenido, y la causa se juzgará previsiblemente con un jurado popular en la Audiencia de Barcelona.

La instrucción deberá determinar si fueron crímenes por aporofobia

A la vistilla de este jueves ha acudido un fiscal del Servicio de Jurado, aunque también se mantiene informado al fiscal especializado en delitos de odio, ya que la instrucción deberá determinar si fueron crímenes por aporofobia.

Investigan más crímenes 

El hombre fue detenido como presunto autor de tres crímenes, todos ocurridos en el Eixample entre el 16 y el 27 de abril, aunque los Mossos investigan si está relacionado con más y si, a parte de Barcelona, ha actuado en otras ciudades.

Los investigadores colaboran con cuerpos policiales del extranjero y de otras comunidades autónomas para estudiar los pasos del hombre desde Brasil y saber si había delinquido antes.

Además, revisan otras dos muertes de personas sin hogar en Barcelona durante el estado de alarma: la de un hombre que murió apuñalado el 18 de marzo, y la de un cadáver que hallaron calcinado por un incendio en una cabaña de Collserola, que de entrada asumieron como un accidente.