El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Medina del Campo (Valladolid) ha decretado este mediodía el ingreso en prisión del monitor acusado de un presunto delito de abusos sexuales sobre más de una decena de niños en un campamento en la localidad vallisoletana de Hornillos de Eresma.

El investigado, tras permanecer desde este miércoles en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil, en el Paseo de San Isidro de la capital vallisoletana, ha sido puesto este jueves a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Medina del Campo y su titular ha dictado auto de ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, según informaron fuentes jurídicas.

Las mismas fuentes apuntan que el encarcelado está acusado de infligir a los menores tocamientos en sus partes íntimas.

Acusado de abusar de más de 10 menores

La detención del monitor, de unos 30 años y vecino de Medina del Campo, se produjo este miércoles bajo la acusación de haber abusado de más de diez menores, con edades comprendidas entre los 8 y 12 años procedentes de Madrid y que se encontraban en el campamento 'El Trasto', de la empresa Campa y Ocio y Tiempo Libre.

La noticia ha provocado una honda consternación en esta pequeña localidad de no más de 200 habitantes y situada a 45 kilómetros de la capital. La alcaldesa, Coral López de la Viuda, que se ha enterado de la detención, apenas podía articular palabra tras conocer el trasfondo de los hechos.

"¡Pero qué me estás contando. No me lo puedo creer, estoy horrorizada, me dan ganas de llorar, qué puede decir ante una cosa así!", respondía incrédula la primer edil de Hornillos.