España

Piden 12 años de prisión para un hombre acusado de abusar sexualmente de una niña

La Fiscalía sostiene que al menos desde el año 2012, el procesado comenzó a realizarle tocamientos a la menor, de 8 años, advirtiéndole de que no debía contar nada a nadie

Coche de la Guardia Civil.
Coche de la Guardia Civil. Tere García

La Fiscalía solicita 12 años de prisión, alejamiento durante 15 y libertad vigilada durante 10 para un procesado por abusar sexualmente durante años de la hija de su sobrina, menor de edad. La vista oral está señalada para este miércoles, 16 de enero, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, a las 10.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, en diferentes fechas no exactamente determinadas pero al menos desde el año 2012, el procesado, de 59 años, aprovechándose de la circunstancia de que la menor, de 8 años, era hija de su sobrina y que por ese motivo acudía frecuentemente a su domicilio de Gijón, comenzó a realizarle tocamientos por el cuerpo, advirtiéndole de que no debía contar nada a nadie.

En una fecha no determinada del año 2012, mantuvo relaciones sexuales con ella, comportamiento que repitió al menos en otra ocasión posterior en fechas no exactamente determinadas pero en todo caso comprendidas entre los años 2015 y 2016, cuando la menor tenía 12 o 13 años. La niña mantuvo estos hechos en secreto hasta que finalmente el día 14 de agosto de 2017 relató la situación a su madre y al compañero sentimental de ésta.

A consecuencia de dichos hechos, la menor experimentó una situación de ansiedad episódica en el marco de un trastorno adaptativo con alteración mixta de emociones y conductas.

Delito continuado de abuso sexual

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de abuso sexual con penetración sobre menor de 16 años del artículo 183.1, 3 y 4-d) del Código Penal, en relación con el artículo 74.1.

Solicita que se condene al procesado a 12 años de prisión, inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena, la medida de libertad vigilada por un período de 10 años, que se ejecutará con posterioridad a la pena privativa de libertad que le fuera impuesta, y la prohibición de aproximarse a la víctima, a su domicilio y al centro de estudios o lugar de trabajo de la misma a menos de 500 metros, así como la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento, todo ello durante 15 años, y el abono de las costas procesales derivadas de la causa.

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que el procesado indemnice a la menor con 15.000 euros y con 638,66 euros al Sespa por los gastos médicos ocasionados, más los intereses legales.



Volver arriba