España

Cinco años de cárcel por un ataque a machetazos en el metro de Barcelona

Por aquella paliza perpetrada el 8 de marzo de 2015 una de la víctimas terminó con una fractura abierta en el antebrazo izquierdo y heridas inciso-contusa en el hombro izquierdo

Imagen del Metro de Barcelona
Imagen del Metro de Barcelona EFE

Once jóvenes iban dispuestos aquella mañana a cargar "contra cualquier persona que se encontraran". Unos iban armados con "piedras de gran tamaño", pero Jerico L. N. llevaba un machete, marca albainox, de grandes dimensiones. Ingresaron a la estación de metro L-5 Entença de Barcelona y allí atacaron a dos personas -que ni les provocaron ni les conocían- con puñetazos, patadas, golpes con piedras e impactos con el mencionado machete. La Audiencia Provincial de Barcelona ha condenado a Jerico y a otro de los jóvenes, Brahim H.N., a cinco años de prisión por, entre otros delitos, lesiones agravadas.

Por aquella paliza perpetrada el 8 de marzo de 2015, una de la víctimas terminó con una fractura abierta en el antebrazo izquierdo y heridas inciso-contusa en el hombro izquierdo. Requirió de sutura quirúrgica, inmovilización ortopédica, medicación y reposo. Ahora, ambos condenados deberán indemnizarle con 1.950 euros por las lesiones causadas y 10.000 euros por las secuelas. 

La otra persona agredida sufrió una fractura abierta en el codo izquierdo, por la que recibió atención médica, tratamiento quirúrgico y rehabilitación física, aunque quedó con secuelas: limitación de movilidad en la articulación y pérdida de sensibilidad en varios dedos de la mano izquierda. Recibirá por parte de los agresores 7.100 euros por las lesiones y 12.000 euros por las secuelas.

Indemnización al metro de Barcelona

La actuación de los condenados también dejó daños en la estación de metro de la ciudad condal; en su mayoría, cristales rotos con pérdidas de 385,50 euros, según los peritos. Dicha suma será reintegrada por Jerico L.N y Brahim H.N.

Los agresores fueron detenidos por los Mossos d'Esquadra el 20 de junio de 2015, tres meses después de que sucedieran los hechos, gracias a la colaboración de Transportes Metropolitanos de Barcelona, que detectaron a los fugitivos a través de las cámaras de vigilancia de la estación.

La sentencia, recogida por Vozpópuli, ha sido fallada por el tribunal de la sección sexta del Juzgado de Instrucción número 21 de Barcelona, una vez que los acusados mostraran su conformidad con las penas y estimaran innecesaria la celebración del juicio oral. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba