Varios afiliados de Ciudadanos han enviado escritos de denuncia a la cúpula naranja en los que piden que se adopten medidas urgentes ante la falta de convocatoria de elecciones para la renovación parcial del Consejo General, el máximo órgano político de Cs entre congresos, y que tiene más de un 10% de vacantes por las expulsiones y peticiones de baja del partido que han sufrido en los últimos meses.

En la actualidad, hay 14 vacantes en el Consejo General -la última, la del granadino Manuel Olivares- del total de 125 miembros que forman parte de este órgano político. Según el artículo 62.2 de los Estatutos de Cs, si se supera el 10% de bajas hay que elegir nuevos miembros por parte del conjunto de los afiliados en un proceso electoral interno.

Además, se especifica en dicho artículo que la convocatoria de las elecciones se producirá por acuerdo del Consejo General, correspondiendo la propuesta a su presidente, cargo que en la actualidad desempeña Manuel García Bofill. "Al no precisarse plazo debe interpretarse de la manera más garantista para el conjunto de los afiliados, es decir: inmediato", subraya en su denuncia uno de los militantes que ha escrito al Comité Ejecutivo de Cs, a la Comisión de Garantías, a la Comisión de Régimen Disciplinario y al propio Consejo General.

El 4 de junio se celebró una reunión ordinaria del Consejo General de Cs, pero Bofill no llevó ninguna propuesta sobre la convocatoria de elecciones para nuevos miembros. "Se perjudican así profundamente los resortes democráticos elementales del partido ya que, al impedirse que se cubran estas vacantes sin dilación, se altera la composición y por lo tanto la representatividad que es la base de las amplísimas funciones que le encomiendan los Estatutos (artículo 61) al Consejo General", se subraya en el escrito al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Vulneración de los derechos en Cs

A juicio de uno de los demandantes, al igual que el ordenamiento jurídico español tipifica "con severidad" el que se obstaculice cualquier tipo de elección, la "omisión" de Bofill de proponer al Consejo General esta renovación parcial "vulnera radicalmente" los derechos de participación de los afiliados.

"La obstrucción a estas elecciones que imperativamente debían convocarse impide que cualquiera pueda optar a formar parte de ese órgano. En efecto, la ausencia de renovación de esos cargos, cuya provisión debería estar impulsándose con la mayor diligencia y sin ninguna dilación desde que se alcanzó el 10% de vacantes, implica que faltan voces y votos que pueden ser determinantes en los debates del Consejo General y en los resultados de sus votaciones", se advierte.

Además, la "lesión" alcanza "más allá de este órgano", se hace hincapié en el escrito, dado que el Consejo General ejerce funciones que se proyectan "en todo el partido". Desde la orientación de la acción política hasta la aprobación de reglamentos o nombramiento de cargos de Cs. Incluso, su composición afecta a las Asambleas Generales ordinarias u extraordinarias, al ser los consejeros compromisarios natos de las mismas.

"Atajar cuanto antes" los daños

En una de las denuncias se solicita amparo a la Comisión de Garantías ante la vulneración de derechos de todos los afiliados y la alteración del "funcionamiento democrático y transparente" del Consejo General con estas vacantes.

Asimismo, se pide a la Comisión Ejecutiva y, en concreto, a su presidenta, Inés Arrimadas, que intervengan para "atajar cuanto antes" los daños que esta situación provoca y actúen también "dentro de sus capacidades orgánicas", que incluyen la iniciativa de convocar una reunión extraordinaria del Consejo General si así lo estiman.

Edmundo Bal habla a los miembros del Consejo General.

En este sentido, se advierte de que la convención política de Cs, anunciada para julio, se vería también "contaminada", de no producirse la elección de consejeros, por esa "falta de representatividad" ya que la mesa del Consejo General interviene en dicho cónclave, que se celebrará los días 17 y 18 en Madrid.

También se solicita a la Comisión de Régimen Disciplinario que incoe expediente a Bofill por la presunta infracción muy grave que puede haber supuesto, según el artículo 10.1.a del reglamento, "la omisión de sus deberes que atenta contra los derechos de participación política de los afiliados reconocidos en artículos 6 y 23 de la Constitución española".

Se trata de destacar la ejemplaridad que nuestro funcionamiento interno en Cs debe tener para reivindicar con credibilidad mejoras institucionales para España"

Por último, se pide a la mesa del Consejo General que informe al conjunto del órgano "de la situación creada" con las bajas y vele porque sus efectos "no se agraven porque se tomaran decisiones de cualquier índole que estarían viciadas de nulidad mientras no se cubran esas vacantes".

"Se trata de destacar la ejemplaridad que nuestro funcionamiento interno en Cs debe tener para reivindicar con credibilidad mejoras institucionales para España, más ante un Gobierno que con tanto afán pretende una involución de nuestra democracia y del Estado de derecho", concluye la denuncia a la que ha tenido acceso este periódico.