Tribunales

El juez da el primer paso para juzgar a Villarejo por cohecho y tráfico de influencias

Atiende a la petición de la Fiscalía y mantiene la imputación para el excomisario al tiempo que archiva el caso para varios policías investigados hasta ahora por filtrar datos confidenciales 

Villarejo.
Villarejo.

El excomisario José Manuel Villarejo está desde ahora un paso más cerca del banquillo de los acusados y de ser juzgado por espiar presuntamente a un despacho de abogados. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón considera que hay indicios para mantener su imputación en el marco de una de las piezas separadas de la causa llamada 'Iron'. El magistrado considera que ya está todo investigado y de ello resulta que debe ser juzgado junto a 13 personas más.

El polémico mando está acusado de los delitos de cohecho y tráfico de influencias, descubrimiento y revelación de secretos y falsedad en documento mercantil. En un auto al que ha tenido acceso 'Vozpópuli', el juez archiva las actuaciones contra varios policías investigados por filtrar datos confidenciales como le propuso la Fiscalía Anticorrupción, que da por concluida la investigación de esta parte de la trama. 

Se trata de los policías Manuel Novoa, José María Serrano, Juan José Díez. El ministerio público entiende que no tenían conocimiento del destino final que se iba a dar a los datos que les pidieron sus superiores. También deja fuera del caso al ex responsable de seguridad bancaria de la entidad financiera César Bilbao y a un informático llamado Antonio Serrano.

En la pieza 'Iron' se investiga la contratación de Villarejo cuando todavía estaba en activo en la Policía por parte de un despacho de abogados llamado Herrero y Asociados. Esta firma de letrados quería investigar a unos extrabajadores suyos que habían montado un despacho propio y sospechaban que se habían llevado información sobre clientes.

En prisión preventiva

'Iron' es un claro ejemplo, a juicio de los investigadores, de las actividades por las que Villarejo lleva en prisión preventiva desde hace más de dos años. Cobraba grandes beneficios de clientes adinerados a cambio de hacer investigaciones privadas. El valor añadido de Villarejo era su acceso a las bases de datos policiales privadas, concretamente a las de la Comisaría General de Información donde estaba destinado el comisario también investigado, Enrique García Castaño, conocido como el Gordo

Además de Villarejo y García Castaño, el juez aboca a juicio a la socio de mando en la empresa Cenyt Rafael Redondo, su mujer Gemma Alcalá, el abogado David Macías; así como los policías ya apartados de sus funciones Antonio Bonilla y Constancio Riaño.

También a Javier Fernández Pérez, Antonio Chaparro, Francisco Carpintero, Andrés Medina, Álvaro Martínez y María Ángeles Moreno, además de al despacho de abogados Herrero y Asociados como persona jurídica por ser la empresa que habría contratado los servicios de Villarejo para supuestamente espiar a Balder IP.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba