Corrupción en el fútbol

Así presionaba Villar: "Si gano las elecciones y vas con el candidato contrario, despídete"

El todopoderoso Ángel María Villar ha pasado este jueves su primera noche en prisión tras 29 años de reinado al frente de la Federación Española de Fúbol. En el auto de prisión, el juez Santiago Pedraz resalta cómo desde la RFEF no se ha favorecido económicamente por igual a todas las federaciones que la integran, sino tan solo a aquellas que eran afines a la política de su presidente.

Angel María Villar a su llegada a la sede de la RFEF, custodiado por la Guardia Civil.
Angel María Villar a su llegada a la sede de la RFEF, custodiado por la Guardia Civil. EFE

El reinado de Ángel María Villar se desvanece. El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 1 de la Audiencia Nacional, el juez Santiago Pedraz, acordó este jueves su ingreso en prisión incondicional en un duro auto donde se detallan todos los "excesos en las facultades de administración" que ejerció el acusado aprovechando su posición de dominio y poder de disposición en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Entre dichos excesos, se encuentran los nombramientos en la Junta Directiva, la concesión de beneficios en la contratación y remuneración de personal en este organismo, así como en excesos relacionados con el favorecimiento a su hijo Gorka Villar, quien sin tener cargo orgánico en la Federación, fue uno de los mayores beneficiados del desvío de fondos de la misma a través de la sociedad que administra Sport Advisers SL.

Asimismo, en citada resolución judicial, se pone de relieve cómo era el 'modus operandi' de Villar como 'capo' de la RFEF y cómo presionaba a quienes, desde otras federaciones territoriales de fútbol, no le aseguraban su reelección al frente del organismo rector del fútbol en España.

En los 'pinchazos' telefónicos intervenidos por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) se refleja cómo desde la Federación de Villar "no se favorece económicamente por igual a todas las federaciones que la integran, sino que se mejora a aquellas cuyos dirigentes han sido afines a la política de su presidente, quien en caso necesario recuerda dichos favores para asegurarse nuevos apoyos". Una de las federaciones territoriales más beneficiadas, la Federación de Fútbol de Madrid (FFM) sobre la que el preso preventivo se jacta de haberle dado "muchos millones".

En ese sentido, en una de esas comunicaciones intervenidas, se pone de manifiesto cómo el imputado Ángel María Villar teme que el presidente de la Federación de Fútbol Sala de Madrid, Julio Cabello, pueda votar a la candidatura contraria a la presidencia de la RFEF, y "se vale del presidente de la FFM para ayudarle a ejercer presión sobre él y condicionar el sentido del voto dependiente de su circunscripción y estamento".

Villar le va a "apretar las tuercas"

En dicha conversación, Cabello le recrimina a Villar que no le ha dado "ni un puto duro" mientras el presidente encarcelado le expresa sutilmente que le compensará económicamente en el futuro y que a la FFM sí que le ha dado muchos millones, “a modo de insinuación velada de que con su federación también podría ser generoso en el plano económico”.

Acto seguido –narra el juez Santiago Pedraz en su auto- Ángel María Villar llama a su hijo Gorka y le cuenta lo sucedido, "mostrándose molesto con el reproche de Julio Cabello de que no le ha dado ni un puto duro, a lo que éste le recomienda que le diga que si tiene carencias el fútbol sala de Madrid lo podrán solucionar en el futuro, pero que si no lo apoya y gana, entonces no hablará de nada con él".

Así las cosas Villar llama nuevamente a Francisco Díez, y le dice que al presidente de la Federación de Fútbol Sala "le va a apretar las tuercas" diciéndole "que sepas que si apoyas a la candidatura contraria, vas en contra de este señor –por el presidente de la FFM- y en contra de mí, y si gano las elecciones, despídete, y si pierdo, con este señor que le has hecho perder, despídete también".

Ángel María Villar creó un entramado que ha permitido la desviación de fondos tanto públicos como privados de la Federación y organismos vinculados a ellos, sostiene el juez

El magistrado Pedraz sostiene en su resolución de prisión que, al menos desde el año 2009, Ángel María Villar creó un entramado que ha permitido la desviación de fondos tanto públicos como privados de la Federación y organismos vinculados a ellos, como la Fundación y la Mutualidad de Previsión Social de Futbolistas Españoles a Prima Fija (MUPRESFE), estableciendo lo que denomina un "clientelismo" tanto en la contratación del personal que recae en familiares como en el presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas bien directamente o a través de familiares y mediante la obtención de determinadas contraprestaciones por dichas adjudicaciones, con incumplimiento de sus obligaciones como responsables de los fondos federativos y aprovechándose los puestos que ostentan".

Ante la gravedad de los delitos que se le imputan a Villar -administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares- y para evitar que huya de la acción de la Justicia o destruya pruebas, el magistrado acordó ayer su ingreso en prisión de forma incondicional. Contra esta decisión cabe interponer recurso ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba