Hace casi tres años, cuando Ciudadanos estaba en lo más alto de las encuestas nacionales gracias a Albert Rivera, el PP de Madrid afeó a Toni Cantó, su último fichaje para las autonómicas del 4-M, por haber mentido en su currículum de la web del Congreso.

"A Toni Cantó se le cayó el título de pedagogo de la web del Congreso en el cambio de chaqueta. A parte de 'trabajar' una décima parte", indicó el PP madrileño en abril de 2018 en un tuit. El entonces diputado nacional de Cs había modificado su CV: con UPyD aparecía como "pedagogo" en la X legislatura, mientras que en la siguiente, ya en las filas naranjas, eliminó esta condición.

Cantó fue una de las 36 personas incluidas por el PP en el saco de los políticos que habían sido pillados con un título o unos estudios que no tenían. En aquel momento, tanto Cristina Cifuentes con su polémico máster, como el propio Pablo Casado con su titulación universitaria de Derecho, se encontraban en el ojo del huracán mediático.

Cantó ha subrayado este jueves que son "muchísimos" en Cs los que creen que hay que "sumar" con el PP y no pactar con un PSOE que "se ha echado al monte". En una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, Cantó ha explicado que, tras hablar el miércoles con Ayuso y Casado, su intención es "ayudar" como "independiente" en la campaña electoral "de la forma que sea", tanto si es integrado en la candidatura del PP como fuera de ella.

El político valenciano ha considerado que Díaz Ayuso y Casado están haciendo algo que él defiende desde hace mucho tiempo y de lo que la formación naranja "se ha apartado", que es "sumar fuerzas" entre ambos partidos.

"La contribución que estaba haciendo Ciudadanos junto al PP en toda España, especialmente en la Comunidad de Madrid, Murcia, Andalucía y Castilla y León, es muy buena y me entristeció que eso se rompiera sin razón alguna", ha manifestado.

Aunque desde la dirección de Ciudadanos han insistido en que su deseo es mantener los gobiernos de coalición con el PP, la moción de censura que presentaron junto al PSOE contra su socio en Murcia desencadenó que en Madrid la presidenta autonómica expulsara a Cs del Ejecutivo y convocara elecciones anticipadas.

Cantó no forma parte de "ninguna OPA"

Para Cantó, en Madrid es "esencial sumar fuerzas para mantener el Gobierno en manos del centro derecha", conseguir que esta comunidad autónoma "siga siendo el motor económico de España" y preservar la libertad y la prosperidad económica que, a su juicio, estarían en peligro si el PSOE y Podemos llegaran al poder.

Asimismo, ha hecho hincapié en que algunos miembros de la Ejecutiva de Ciudadanos "tendrán que explicar por qué ahora, de repente, han cambiado de opinión y creen que el PSOE puede ser un socio en la Comunidad de Madrid". "Yo, desde luego, nunca estaré ahí, yo sigo en el centro", ha añadido.

Tras aclarar que él no se siente "parte de ninguna OPA ni de ningún tipo de operación parecida" de la que Ciudadanos acusa al PP -por los cargos de la formación naranja que se han pasado al otro partido-, Cantó ha asegurado que muchos compañeros suyos -pues sigue afiliado a Cs- comparten su visión.