La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha confirmado que el PP se sale del Pacto Antitransfuguismo al considerar que no está funcionando como debía que se está utilizando "torticeramente" en su contra.

El PP envió una carta al Ministerio de Política Territorial comunicando esta decisión quejándose de que Miquel Iceta no había dado respuesta a sus demandas para convocar a la comisión de seguimiento.

"Si el ministro no hace caso al primer partido de la oposición y fundador del pacto, evidentemente consideramos que el acuerdo no está funcionamiento y que se está utilizando de manera torticera para atacar al PP --ha asegurado--. Y un sitio donde se nos deja al margen, pues nosotros lo abandonamos".

El detonante de esta ruptura está en la reciente crisis política de Murcia, donde la moción de censura del PSOE y Ciudadanos fracasó en la Asamblea regional gracias a que el presidente regional, Fernando López Miras, del PP, captó a diputados de Ciudadanos y apartados de Vox.

La comisión de seguimiento del pacto avaló un informe de expertos que consideró tránsfugas tanto al dirigente del PP como a los exdiputados de Cs, algo que ni fue aceptado por los 'populares'.

Ciudadanos lo lamenta

El vicesecretario general de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha lamentado este martes la decisión del Partido Popular de abandonar el Pacto Antitransfuguismo, que ha atribuido a la voluntad de "utilizar a tránsfugas" de otras formaciones políticas, incluido Cs, y le ha pedido que rectifique y vuelva al acuerdo.

"Cuando uno firma un pacto, lo firma para cumplirlo, no lo cumple o lo deja de cumplir cuando le conviene o cuando no le conviene. ¿Qué sentido tiene firmar un pacto antitransfuguismo si mañana voy a utilizar a un tránsfuga y digo: 'abandono el pacto'?", ha declarado en rueda de prensa en la Cámara Baja tras participar en la Junta de Portavoces.