Este jueves, el Partido Popular de Murcia ha desbaratado la moción de censura que presentaron PSOE y Ciudadanos contra el Gobierno de Fernando López Miras (PP). Lo hicieron mediante un acuerdo con varios diputados expulsados de Vox para que votaran en contra.

Este pacto incluía que Mabel Campuzano, una de las parlamentarias de los 'díscolos' de Vox entrara en el Ejecutivo como consejera de Educación y Cultura, sustituyendo a la 'popular' Esperanza Moreno. Asimismo, se acordaba que Campuzano se mantendría en el Consejo de Gobierno hasta final de legislatura. De ser sustituida, su puesto tendría que ocuparlo otro de los 'verdes' expulsados, según apunta La Verdad de Murcia.

En esta línea, el presidente regional, López Miras, se compromete a agotar la legislatura y no convocar elecciones hasta 2023. Por su parte, los 'díscolos' de Vox, además de votar en contra de la moción planteada, también apoyarían la reforma de la Ley del Presidente que establecería en ocho años la limitación de mandatos, así como a los Presupuestos de la comunidad para 2021.

A juicio de los 'populares', "lo importante es que el Gobierno regional cuenta con la estabilidad y los apoyos necesarios para seguir funcionando con normalidad que es lo que quieren y necesitan los ciudadanos de la Región de Murcia".

Murcia "ha perdido la regeneración"

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea, Diego Conesa, lamenta que con el fracaso de la moción de censura en la Región "ha perdido la regeneración y la estabilidad", mientras que ha salido ganando "quien compró la voluntad y quien se ha dejado comprar" porque "transfuguismo equivale a corrupción política".

Conesa ha asegurado que el PSOE "ni se ha sentado ni ha pactado absolutamente nada con Vox", un partido que "estará en el Gobierno de la Región". En una Comunidad que "es el laboratorio de las políticas de la ultraderecha, como sucedió el año pasado con la censura educativa que representa el 'pin parental'". Ahora, lamenta que Vox "será el que marcará claramente las políticas en la Región".

De cara a la moción de censura en el Ayuntamiento de Murcia, ha dicho tener el "temor" de la "capacidad que tiene el PP de comprar voluntades corrompiendo la democracia, como ha demostrado a nivel autonómico". Y le consta que el PP "es capaz de todo para hacer que esa moción de censura no salga adelante en el Consistorio".

EL dirigente socialista ha defendido que la moción de censura "es un ejercicio de máxima responsabilidad democrática" y a ha destacado que se presentó con 23 firmas, lo que implicaba "una mayoría absoluta" buscando "única y exclusivamente estabilidad y regeneración política para dar respuesta a las necesidades que tiene la Región, para salir con autoridad sanitaria de esta pandemia y afrontar los desafíos económicos, sociales y ambientales".