El Partido Popular y Ciudadanos derrotaron este lunes la moción de censura presentada por el PSOE pero, paradójicamente, salen más debilitados del envite ya que tendrán que gobernar en minoría lo que queda de legislatura. Alfonso Fernández Mañueco (PP) y Francisco Igea(Cs) necesitarán un tercer socio para sacar adelante las iniciativas parlamentarias, pero al último al que mirarán será a Vox.

La mayoría absoluta en las Cortes de Castilla y León está en 41 procuradores. Tras el pase al Grupo Mixto de la naranja María Montero, el PP y Cs se han quedado en 40 representantes. PSOE y Podemos suman 37 escaños, mientras que el partido de Santiago Abascal cuenta con uno, la misma cifra que Unión del Pueblo Leonés (UPL) y Por Ávila (XAV).

Fuentes del Gobierno castellano-leonés quitan hierro a la eventualidad de que PP y Cs tengan que buscar a partir de ahora un procurador adicional a los 40 con los que han salido de la moción de censura. Y la pregunta del millón en Valladolid es a quién cortejarán de aquí en adelante.

Las citadas fuentes subrayan a Vozpópuli que Mañueco e Igea echarán mano de la geometría variable en cada votación y buscando al partido que mejor les convenga. Incluso, no descartan el intentar que Montero se una a 'populares' y naranjas como hasta ahora en las votaciones más controvertidas.

Igea (Cs) aplaude a Mañueco (PP)
Francisco Igea aplaude a Alfonso Fernández Mañueco. Europa Press

La procuradora que se pasó al Grupo Mixto se decantó, finalmente, por la abstención en la moción de censura. Un movimiento inesperado ya que sus ya excompañeros creían que apoyaría a Tudanca. Así que en el PP y Cs interpretan que ese voto es el "fracaso" de su sonada espantada del pasado viernes y del intento del PSOE por "comprar" a más diputados naranjas.

Nadie más en Cs se pasó a los no adscritos y Montero prefirió quedarse en una abstención en la que no se comprometió públicamente con Tudanca. Fue la misma decisión que adoptaron UPL y XAV. De los dos diputados regionalistas, el más factible como apoyo externo para 'populares' y naranjas es el abulense Pedro Pascual.

Este último mantuvo reuniones tanto con Tudanca como con Mañueco en los días previos a la moción de censura y a ambos políticos les reclamó inversiones en la provincia abulense, pero ni el PP ni el PSOE se comprometieron a ello en este momento.

Vox no seduce a PP y Cs

En todo caso, el apoyo de XAV en las Cortes será más fácil de conseguir que el del representante de UPL, Luis Santos, ya que su formación exige pasos hacia la 'independencia' de la provincia de León del resto de la comunidad autónoma y tanto el PP como Cs no están por la labor.

La opción de Vox es la que menos seduce a 'populares' y naranjas. Mañueco e Igea no quieren repetir el escenario de Andalucía y Murcia, donde los Gobiernos de coalición de centro-derecha han necesitado los votos del partido de Abascal, si bien la procuradora de Vox se unió a ellos en la votación de la moción de censura de este lunes.