"Esto es como si fueran las elecciones de un pueblo. Todos sabemos más o menos a quien vota cada uno, pero si un grupo, que no hace falta que sea numeroso, cambia su voto en el último momento lo puede alterar todo". Así explicaba un compromisario del PP la votación que este sábado decidirá el futuro del partido. Tanto Soraya Sáenz de Santamaría como Pablo Casado se atribuyen una victoria holgada, pero la realidad es que sus equipos luchan a brazo partido por cada compromisario. Son 3.082 los que elegirán al nuevo presidente del PP.

Nervios y mucha incertidumbre. A pesar de que los dos equipos tratan de exhibir confianza la realidad es que las dudas existen en ambos bandos. El arreón final de Casado en forma de apoyos ha contribuido a colocarle el cartel de favorito. En el aplausometro de los compromisarios, Casado se ha impuesto claramente a Sáenz de Santamaría.

Los dos han entrado al auditorio donde se celebra el congreso por separado, pero Casado lo ha hecho entre gritos de presidente, presidente. Ambos han escuchado, aplaudido y jaleado el discurso final de Mariano Rajoy. "Hay compromisarios que pueden decidir su voto en función de si uno parte con ventaja y Casado es el que ahora tiene ese cartel", decía un presidente provincial a Vozpópuli.

Otro dirigente provincial pero vinculado a Sáenz de Santamaría aseguraba que la candidatura de Casado estaba alterando deliberadamente los datos para hacer creer que lleva la delantera. Pero asegura que en realidad es falso. Un diputado del Congreso que ha respaldado públicamente a la ex vicepresidenta admitía "preocupación" en sus filas.

Casado está centrando sus mensajes en Andalucía, territorio controlado por Sáenz de Santamaría gracias al control orgánico que ejercen su líder Juanma Moreno Bonilla y Javier Arenas. La ex vicepresidenta arrasó en el voto de la militancia. En Málaga, por ejemplo, obtuvo un 71%. El equipo de Casado, respaldado ahora por María Dolores de Cospedal, asegura que la situación de los compromisarios andaluces está más igualada de lo que parece, y que en las últimas horas las fuerzas están en torno al 50% en esa comunidad

La realidad es que nadie sabe lo que va a pasar. "Yo creo que ganará Casado y además con más margen del que parece ahora mismo", decía un alto cargo del PP con derecho a voto. "Pero eso es lo que creo y es una sensación". Casado y Sáenz de Santamaría darán a conocer los 35 nombres de su comité ejecutivo. De todas formas, ambos han dicho que no son listas definitivas y que ambos dejarán huecos (cargos sin asignar) para favorecer la integración del que resulte derrotado.