La Mesa de la comisión de investigación de universidades en la Asamblea de Madrid ha rechazado, con los votos de PP y PSOE, que acudan a comparecer la expresidenta regional Cristina Cifuentes y el presidente del PP, Pablo Casado.

La próxima sesión se celebrará el próximo 4 de marzo, pero los dirigentes del PP involucrados en el escándalo de los másteres del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos no están obligados a comparecer.

Críticas de Cs y Podemos

El consenso entre PP y PSOE ha sido criticado por Ciudadanos, que acusa a ambas formaciones de pactar entre ellos "para taparse sus vergüenzas y que no se llame a sus dirigentes".

Según ha asegurado el portavoz adjunto de Cs en la Comunidad de Madrid, como los dos tienen cargos que se han aprovechado de la Universidad pública, han decidido que Casado y Cifuentes no vengan a dar explicaciones. "Cuando tienen cualquier tipo de fechoría, la tapan", ha afirmado.

Para Ciudadanos existe un pacto entre "el bipartidismo" para "para no pisarse las mangueras" y otra prueba de ello es el Senado. "Les interesa mantener una estructura de poder en la Comunidad de Madrid", ha advertido Zafra.

En la misma línea, Podemos ha criticado el rechazo a que comparezcan pero ha ido más allá y se ha levantado de la Mesa de la comisión de investigación de universidades en la Asamblea de Madrid.

Sí acudirán el consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken, el rector de la URJC, Javier Ramos, el que fuera director de la Fundación para el Conocimiento Madri+d Jesús Sánchez Martos y la exasesora del Gabinete de la Consejería de Educación María Teresa Feito.

Sus declaraciones cobran especial interés después de que Enrique Álvarez Conde, el ex director del Instituto de Derecho Público donde se matriculó Cifuentes, denunciase la pasada semana haber recibido "presiones" por parte de la Comunidad de Madrid y asegurase que ha sido "objeto de encarnizadas luchas políticas".