El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha confiado en que el Ministerio de Sanidad "no se meta en una guerra judicial" con las comunidades tras las medidas adoptadas en el Consejo Interterritorial de Salud y ha advertido al Ejecutivo de que "igual obligan" al PNV a "hacer un planteamiento en el Congreso que le deje con las vergüenzas al aire" porque está "en minoría y necesita apoyos". "Tienen que tener un poco más de humildad y empatía para colaborar con sus socios", ha añadido.

En una entrevista concedida a Telebilbao, el dirigente jeltzale se ha referido a los acuerdos alcanzados esta semana por el Consejo Interterritorial de Sanidad, que afectan a los establecimientos hosteleros y de ocio, y que comunidades como Euskadi han anunciado que no cumplirán.

Los jeltzales no solo auparon al poder al presidente Pedro Sánchez apoyando la moción de censura contra Mariano Rajoy, sino que han sido también claves durante la gestión de la pandemia con su respaldo a las prórrogas del estado de alarma, a diferencia de partidos como ERC. No obstante, apoyaron en noviembre del año pasado el plan b jurídico del PP alternativo a la alarma en el Congreso, que no salió adelante al no contar con votos suficientes.

Estas declaraciones se producen después de que las fuerzas independentistas representadas en el Congreso -mucho de ellos también socios de Pedro Sánchez- se hayan unido para pedir a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que aclare a la Cámara por qué se impusieron "de manera unilateral" en el último Consejo Interterritorial de Salud las restricciones para que las autonomías luchen contra la pandemia.

Ortuzar ha recordado, por su parte, que hace un mes el Gobierno central dijo que "ya no hacía falta" estado de alarma y la "cogobernanza" era que "supuestamente a las comunidades autónomas se les daba los instrumentos jurídicos" precisos, aunque "luego vienen los tribunales y te dicen que no".

El líder jeltzale ha señalado que ahora se da "otra vueltita de tuerca" y en el Consejo Interterritorial la ministra de Salud y "tres o cuatro comunidades autónomas se sacan de la manga un planteamiento que no aceptan la mayor parte de las comunidades".

En este sentido, ha recordado que si se trasladasen "los votos" del Congreso a la votación desarrollada en el Consejo Interterritorial, "se daría la vuelta a esa decisión porque somos más".

"En una primera fase Sánchez, como un gestor centralista y centralizado, era el mando único para luego, de repente, pasar a que las malas noticias las den las Comunidades. En esta última fase da la sensación de que estamos yendo un poco a corregir lo que sabíamos que iba a pasar, si tú quitas el estado de alarma, lo lógico es que repunten los casos", ha añadido.

Tras asegurar que comprende que el turismo es "muy importante" para el Estado, Ortuzar ha incidido en que si tiene tanto peso se tendría que haber procurado que hubiera "unas medidas" y crear un "cordón sanitario" para que, "si surgen las cosas que están surgiendo, no se debilite la posición sanitaria". "Y ahora palo y tentetieso cuando cada Comunidad sabemos lo que tenemos que hacer", ha añadido.

Ortuzar ha defendido así que en Euskadi se ha hecho "lo que se tenía que hacer con la hostelería" y ha señalado que, a veces, se han tomado medidas "la mayor parte impopulares para el sector". "¿La ministra va a saber cómo está la hostelería en Euskadi mejor que el Lehendakari?", se ha preguntado, en relación a las medidas adoptados por el Consejo Interterritorial.

A su juicio, hay veces en que "hay que plantar cara" y ha precisado que, aunque se llevan "bien" con el PSOE y con Pedro Sánchez, cuando "hay que cantar las 40 y no nos gustan las cosas", lo dicen".

Tras recordar que fueron los que llevaron a Pedro Sánchez a La Moncloa con la moción de censura a Mariano Rajoy, Ortuzar ha indicado que han hecho "una apuesta" por Sánchez pero él "tiene que ser también corresponsable con nosotros".

"No nos puede poner a los pies de los caballos con este tipo de decisiones. ¿Con qué cara el lehendakari mañana se dirige a la hostelería en Euskadi y les dice oye se acabó, hay que cerrar? No puede ser", ha señalado.

El País Vasco seguirá con su "plan"

Por lo tanto, Ortuzar ha asegurado que ha "entendido" al lehendakari y por ello el Gobierno Vasco va a seguir con su "plan". Asimismo, ha sostenido que desde el PNV no se considera que lo aprobado en el Consejo Interterritorial represente "un mandato imperativo".

"Si van a los tribunales, que vayan, pero nosotros vamos a hacer lo que creemos que es mejor para este país. Espero que tengan dos dedos de frente desde el Ministerio y no se metan en una guerra judicial. Porque igual nos obligan a nosotros a hacer un planteamiento en el Congreso que deje con las vergüenzas al aire al Gobierno, que está en minoría y necesita apoyos. Tienen que tener un poco más de humildad y empatía para colaborar con sus socios", ha advertido.

En esta línea, ha subrayado que las Comunidades, "y en especial Euskadi" no son "niños de párvulos a los que se les debe decir que se porten bien y no metan ruido". "Llevamos gestionando este país 40 años y bastante bien", ha incidido.

Declaración de Darias en el Congreso

Las fuerzas independentistas representadas en el Congreso se han unido para pedir a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que aclare a la Cámara por qué se impusieron "de manera unilateral" en el último Consejo Interterritorial de Salud las restricciones para que las autonomías luchen contra la pandemia.

Se trata de una solicitud firmada conjuntamente por los portavoces de EH-Bildu, ERC, JxCAT, PDeCAT, la CUP y el BNG a fin de que Darias acuda a la Comisión de Sanidad de la Cámara Alta para "dar cuenta sobre lo acontecido" en el consejo del pasado miércoles, en el que siete autonomías no apoyaron las medidas anticovid aprobadas.

En su requerimiento, estos partidos subrayan que en la reunión "se impusieron, de manera unilateral y no consensuada, decisiones relativas a las medidas restrictivas frente a la covid-19 que, de manera obligatoria, deberán aplicarse a partir de ahora".

También quieren que Darias informe sobre "las advertencias" que lanzó "para su obligado cumplimiento", algo que en opinión de estos seis partidos "supone una invasión competencial y un ataque a la soberanía de nuestros parlamentos y gobiernos".