Un voto en contra de la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, y otro del dirigente de Teruel Existe, Manolo Gimeno, podrían amargarle la investidura a Pedro Sánchez. Sin embargo, el dirigente socialista parece haberse metido en el bote a los turolenses tras llegar a un acuerdo a contrarreloj que será presentado este viernes a la 13.00 horas.

Según pudo saber Vozpópuli, el pacto entre PSOE y ERC también dividió la opinión la histórica plataforma y hasta última hora del día no tomaron una decisión que, por otro lado, no parece ser unánime. Mucha presión para una fuerza recién aterrizada en el Congreso y que solo cuenta con un escaño.

A la espera de conocer la posición final de CC, así como la del único diputado del BNG -que hasta ahora se inclina por la abstención- la balanza entre los 'noes' y 'síes' al socialista está muy equilibrada.

Una vez conocido el pacto entre socialistas y republicanos catalanes, fue el PRC -el partido de Miguel Ángel Revilla- el encargado de ponerle la primera piedra en el camino a la Presidencia. Los regionalistas cántabros decidieron por unanimidad votar en contra de volver a brindar La Moncloa al líder socialista.

"El acuerdo con los independentistas es inasumible. El 'no' es rotundo", aseguraron los regionalistas cántabros a este diario al término de la reunión de su Ejecutiva. "No menciona ni una sola vez la Constitución", incidieron.

En caso de que CC decidiese tumbar a Sánchez, los votos en contra ascenderían a 155. Si Junts Per Catalunya (8) y la CUP (2) mantienen su negativa, la cifra sube a 165

Su negativa se suma a los 89 votos en contra del PP; los 52 de Vox; los 10 de Ciudadanos y los dos de Navarra Suma. En total, 154 rechazos a la investidura. Una cifra que ascendería 155 votos en contra en caso de que Coalición Canaria decidiese tumbar a Sánchez. Si Junts Per Catalunya (8) y la CUP (2) cumplen con sus advertencias, las negativas ascenderían a 165

El dirigente socialista cuenta con los 120 votos a favor del PSOE, los 35 de Unidas Podemos, los seis del PNV, los tres de Más País y Compromís y, previsiblemente, con el voto a favor de Nueva Canarias. En total, 165 síes. Pero para que la investidura prospere no hay lugar para un empate. Con el voto a favor de BNG o el de Teruel Existe la batalla parece estar resuelta. Los respaldos ascenderán a 166. Pero solo hay un voto de diferencia y cualquier cambio a última hora tendría a Sánchez en vilo.

Por ahora, BNG se decanta por la abstención de su único diputado. Lo mismo ocurre con los cinco de EH Bildu, que está a la espera de conocer la opinión de sus bases. ERC ya ha anunciado su abstención tras el pacto alcanzado con el PSOE.

Presión al 'recién llegado' Teruel Existe

PSOE y Teruel Existe anunciaron un acuerdo a última hora del jueves. Los detalles se conocerán hoy mismo. En el hipotético caso de que hubiese un cambio en la postura de los turolenses y estos, bajo la presión de parte de su electorado y de la oposición, terminasen votando que no' a la investidura, cabe esperar que los secesionistas catalanes muevan ficha para engordar el bloque de los apoyos.

JxCat y la CUP, que supuestamente van a votar en contra, podrían optar por una abstención. Y ERC podría pasar de la abstención al 'sí'.

En definitiva, cada voto cuenta para inclinar la balanza y, en este contexto, el de Oramas, Teruel Existe y BNG se han convertido en determinantes. La decisión de CC se tomará este viernes 3 de diciembre en la reunión del Consejo político del partido. Parece que la investidura de Sánchez saldrá adelante, pero a ningún diputado de los 350 que forman parte de la Cámara Baja se le escapa que pende de un hilo.