La Fundación Woman Forward y la plataforma Consenso para España Ya!, que integran 200 mujeres, han criticado la gestión del Gobierno de coalición y reclaman una "política responsable" que adopte las "medidas necesarias urgentes" en economía y salud pública, así como la declaración de "luto nacional" o dejar de emplear "la igualdad" con fines partidistas. 

A través de la plataforma Change.org, se ha lanzado una campaña para que el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias establezca, entre otras cosas, la constitución inmediata de "un gobierno de concertación nacional en el que los dos partidos mayoritarios asuman su responsabilidad de Estado" y la "declaración expresa del luto oficial" por los más de 19.000 fallecidos por Covid-19.

"Frente a la ausencia de compasión con las víctimas del coronavirus y sus familias, necesitamos la declaración expresa de luto nacional", piden.

Además, exigen que Monlcoa establezca "medidas concretas, políticas y urgentes de carácter económico", frente a "la falta de empatía con algunos colectivos (autónomos, pymes…)".

Defienden "la libertad de prensa y expresión" y piden que se "deroguen todas las medidas tomadas que no atiendan al bien común, si no a intereses de parte"

Asimismo, reclaman al Gobierno que actúe con "honestidad, claridad y coherencia entre la comunicación y el Boletín Oficial del Estado (BOE)", frente a "la falta de transparencia de algunas disposiciones".

No utilizar la igualdad con "intereses partidistas"

Así, la plataforma insta a que se recupere, de manera "urgente" la plena actividad parlamentaria, se aplique el principio de "economía y responsabilidad en la gestión del gasto público".

No solo eso, Woman Forward y Consenso para España Ya! exigen que se defienda "la libertad de prensa y expresión" y que se "deroguen todas las medidas tomadas que no atiendan al bien común, si no a intereses de parte". "No a las medidas extemporáneas con carga ideológicas", reclaman.

Finalmente, en la petición impulsada por dos centenares de mujeres se exige que se acabe con la "utilización de la igualdad de género con intereses partidistas".