Alberto García Chaparro, una de las jóvenes promesas de Ciudadanos que asistió este fin de semana a la convención nacional de la formación naranja, se ha dado de baja este domingo a la conclusión del cónclave al constatar la falta de "cambios reales y profundos" por parte del equipo de Inés Arrimadas.

"He tomado la difícil decisión de darme de baja como afiliado de Ciudadanos. Debo crecer, aprender y reflexionar, y lo haré fuera de la estructura de un partido. Suerte a tantos amigos que merecen lo mejor. Volveremos más fuertes para luchar por la libertad", ha indicado García Chaparro en su cuenta de Twitter.

Este joven militante de Ciudadanos, campeón nacional de Debate Escolar 2020, ha publicado una carta de despedida tras varios años de militancia y justo tras haber participado en la convención política junto a los 300 asistentes. "Dejar a un lado el proyecto político por el que he luchado desde que tenía tan solo doce años supone para mí un momento extremadamente complicado", ha reconocido de inicio.

"Siempre he sido una persona crítica y exigente, y puedo decir, orgulloso, que lo he sido hasta el final. No me he callado cuando algo no me ha gustado, así como he aplaudido lo que se ha hecho correctamente a lo largo de tantos años", ha subrayado a renglón seguido.

García Chaparro asegura en la carta que se prometió a si mismo que continuaría en Ciudadanos "si este fin de semana veía cambios reales y profundos en el partido". Sin embargo, considera que "ha faltado valentía política para afrontar la situación actual de la formación".

"Por supuesto, igual que creo que Ciudadanos necesita un profundo cambio, también lo necesito yo: debo formarme, crecer, aprender de mis errores y reflexionar, y para eso, he de ser absolutamente libre. No tengo críticas para tantos amigos y compañeros que se quedan a luchar el proyecto. Todo lo contrario, os animo a ser motores del cambio que seguro vendrá", concluye en la misiva.

Miguel Ángel Ibáñez, una de las caras conocidas de Renovadores Cs, le animó a no darse de baja y ayudar a esta corriente interna "para que el partido vuelva a ser lo que era". Pero García Chaparro declinó la invitación: "Para ayudar a España -que no al partido- debo estar fuera, preparándome, formándome y creciendo. Aún soy muy joven. Suerte a todos, Renovadores o no, porque tenéis un gran reto por delante".

Reacción de una economista invitada

A la conclusión de la convención política también fue comentada en las redes sociales la reacción de economista María Blanco, una de las estrellas invitadas al cónclave. A un comentario de una "mala persona" que decía ser liberal pero no sentirse identificada en Ciudadanos, ella misma se sumó a esa definición.

Una confesión que hizo intervenir a María Muñoz, quien participó en la ponencia 'La España del futuro' junto a la citada Blanco, Benito Arruñada y Rafael Doménech. Estos tres últimos como representantes de la sociedad civil. "No todos somos iguales. Tened fe", les animó la diputada nacional por Valencia.

Blanco respondió que su fe en político "es cero" y que lo relevante está en lo que se hace. "No nos definen las palabras ni los discursos sino los actos. Yo miro q hace cada cual", zanjó la economista tras su paso por la convención de Ciudadanos.