El tijeretazo de la Generalitat en gasto social desde 2009 hasta 2018 ha convertido a Cataluña en la región que más ha recortado, en conjunto, la inversión en Sanidad, Educación, Servicios Sociales desde la crisis.

El gobierno autonómico catalán, actualmente en manos de Quim Torra, ha rebajado más de 4.000 millones de euros el gasto en este sector. Así lo recoge un informe elaborado por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales presentado este lunes y que se basa en datos del Ministerio de Hacienda.

A pesar de la recuperación económica, el gasto social autonómico en España es un 3,4% inferior al invertido en los momentos previos a la crisis. La diferencia de lo que se invertía en 2009 a lo que se invirtió el año pasado es de 4.190,2 millones de euros. Sin embargo, nueve comunidades autónomas han conseguido recuperar, en términos absolutos, el gasto social previo a los recortes.

[singular-iframe src='//datawrapper.dwcdn.net/uDnmQ/1/']

Estas son Baleares, que ha logrado invertir 361,8 millones de euros más en gasto social en 10 años; la Comunidad Valenciana (701,9 millones de euros más), Navarra (114,5), País Vasco (330,3), Cantabria (74,2), Murcia (34,7), La Rioja (6,3), Asturias (20,7) y Extremadura (3,3).

No es el caso de Andalucía, Canarias, Castilla y León, Madrid, Aragón, Galicia, Castilla-La Mancha ni por supuesto el de Cataluña, cuyo recorte se ha disparado hasta un 20%, por encima del 15,46% que ha rebajado el gobierno castellano-manchego en diez años (939 millones de euros).

[singular-iframe src='//datawrapper.dwcdn.net/JqNoh/1/']

Gasto en Sanidad

Cataluña no es la comunidad que menos gasta en Educación, pero solo está por delante de La Rioja y Castilla-La Mancha. Es el tijeretazo en Servicios Sociales y, sobre todo, en Sanidad, lo que la sitúa a la cola de todas las regiones. El informe señala que la región controlada por Torra es la que más ha bajado el presupuesto en sanidad (un 27,51%, 3.328,2 millones de euros desde 2009).

En total, las comunidades autónomas han gastado en la función de Sanidad 3.864,4 millones de euros menos en 2018 respecto a la etapa anterior a los recortes. Baleares, Navarra, Cantabria, País asco, Murcia, Asturias, Castilla y León y Comunidad Valenciana sí han incrementado el gasto social en esta etapa.