La principal patronal catalana, Foment del Treball, presentará el próximo lunes, día 6, una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para pedir que se declare ilegal la huelga general del 8 de noviembre, que ha sido convocada por la Intersindical-CSC.

En un comunicado, Foment entiende que la huelga se sustenta en motivos políticos y no laborales, y avanza que solicitará medidas cautelares, previas a la interposición de la demanda, con el objetivo de impedir el paro general, así como una declaración de responsabilidad por daños y perjuicios en caso de que se celebre.