El portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Joan Tardà, ha comparecido este martes en el Congreso de los Diputados el mismo día que su partido ha registrado la enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado, que Pedro Sánchez trata de sacar adelante. Durante la rueda de prensa, Tardà ha defendido los argumentos que han llevado a ERC a rechazar la cuentas del PSOE, lo que pone en riesgo su propia continuidad en el Gobierno.

Joan Tardá ha defendido la "coherencia" en su discurso desde la moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy hasta ahora.

Ya en la moción de censura, ERC reclamó al Gobierno -según ha asegurado su portavoz- la creación de un escenario de diálogo. Esto a pesar, ha dicho, de la "represión sin parangón" que sufre Cataluña.

Territorios compartidos

Tardà ha aludido a la articulación de "territorios compartidos" entre la izquierda española y el republicanismo catalán, en pro del "progreso social de las bases populares". Tardà ha condicionado el diálogo bajo el respecto a dos principios: el democrático, por la que exige una salida al conflicto a través de las urnas reconociendo su derecho de autodeterminación; y el principio de realidad, por el que establece que el Gobierno debe asumir un contexto en Cataluña donde "casi el 50%" de los catalanes son independentistas.

Según Tardà, la propuesta ofrecida por el Gobierno de firmar un segundo estatuto no satisface a esta mitad de la población independentista, sino sólo a los autonomistas. La única solución reside por tanto, según él, en la convocatoria de un referéndum.